lunes, 25 de julio de 2011

Sus ojos

<><>
Unos ojos lloran porque otros se han cerrado para siempre

18 comentarios:

Miroslav Panciutti dijo...

ültimamente estás muy escueta y muy gráfica. Un beso.

Sara dijo...

Un abrazo, Mery.

Torres Coco dijo...

Su luz no se apaga,
sólo viaja a otra estrella
donde volverán a brillar
sus dulces ojos.

Una madre nunca muere,
porque el cielo
es ella.

José Miguel Ridao dijo...

¡¡Un beso muy fuerte desde Rota!!

Anónimo dijo...

Querida Meri,

Lo siento muchísimo. Entro después de mucho tiempo, para saber cómo estás, y me encuentro con esta terrible noticia. No puedo hacer más que darte el pésame, aunque sea casi un lugar común. Ojalá pudiera hacer más. Por mucho que estas cosas formen parte del ciclo de la vida y de la muerte, siempre tran un gran dolor. Cuídate mucho, lo siento de verdad.

José Luis

Sombras Chinescas dijo...

Cualquier cosa que se diga en estas ocasiones suena torpe y poco apropiada, así que me limito a enviarte un abrazo virtual.

Madame X dijo...

Tienes sus mismos bellos ojos.

Un beso fuerte.

Manuel Amaro dijo...

Un fuerte abrazo, querida Mery.

peregrino dijo...

Lo siento Mery, sé lo que es eso porque también he pasado por ello. Un beso, una rosa y un abrazo. Que sientas siempre, como yo, el orgullo de haberla querido, de haberla conocido.

Аmanecer dijo...

Un fuerte abrazo Mery, pero muy fuerte. Besos...

pe-jota dijo...

Siempre habrá bellos recuerdos que volverán a iluminarnos.

Mery dijo...

No tengo palabras para agradeceros las vuestras.
Eso si, un fuerte abrazo a todos y cada uno de vosotros.

enrique dijo...

Siendo el retraso, mi querida dama.

Heredaste los ojos maternos y seguro que mucho más de ella.
Y ella ahora es para siempre.

Un abrazo apretado.

Mery dijo...

Enrique: ojalá hubiera heredado todo de ella, como la beatitud de sus actos y sus pensamientos que tanta gente nos recuerda en estos días.
Un beso y muchas gracias, de corazón

Álvaro dijo...

Hacía tiempo que no retomaba mi blog, ni los demás, por razones como las de tus ojos. Desde la experiencia te digo que hay ojos que siempre permanecerán, donde más importa, en nuestro corazón. Un beso

Olga Bernad dijo...

Recuerdo tu comentario de julio, vuelvo ahora y me encuentro esos ojos. Un beso muy fuerte, Mery morena. Más que nunca, de corazón.

Mery dijo...

Alvaro: mi abrazo especial en este momento tristemente compartido. Pasa el tiempo pero no todo pasa, aunque seguimos adelante.
Un beso muy fuerte

Olga, aunque ya pasé por tu blog, nuevamente gracias. Sigo un poco ausente de este mundo bloguero, pero ya me volverán las ganas.
Un beso, poeta

ONDA dijo...

Llego tarde. El tiempo mitigara tu dolor.