sábado, 7 de junio de 2008

Puestos a decorar



Seis rosas a tres colores decoran mi mesa desde ayer; que embellezcan también mi blog. Las de casa se marchitarán, las de la foto no, por esos milagros que tiene la técnica.

12 comentarios:

Manuel Amaro dijo...

Vale, tienes 6 rosas a 3 colores...
pero...
¿quién te las ha regalado?
¡Es que no cuentas lo importante!

Antonio Serrano Cueto dijo...

Parece un juego aritmético: seis rosas a tres colores hacen un total de... Rosas para hermosear la mañana del sábado. Feliz fin de semana.

Miroslav Panciutti dijo...

Pues juraría que cuento siete.

Juan Antonio, el.profe dijo...

Las flores marchitas también tienen su belleza. Y si consigues secarlas y hacerlas perdurar, no digamos. Buen domingo, amiga Mery.

Mery dijo...

Para ser exactos, son nueve.
Amaro, siento romper el encanto y decirte que no hubo un "quién le escribía versos dime quién era, quién le mandaba flores por primavera". Las compré yo misma a una gitana que gritaba lo poquitas que le quedaban ya.

Es posible que las deje secar y las reubique posteriormente, como bien comenta Juan Antonio.

Feliz domingo a todos.

pe-jota dijo...

Bueno ya he quitado la aplicación que hacia que se abrieran las ventanas de los enlaces, la verdad, era un incordio, mejor tus rosas, jejejeje

Manuel Amaro dijo...

Pues no decepciona. Es cuestión de imaginar qué hay detrás.

"La chica paseaba por una transitada calleja, esquivando de manera insconciente a la multitud que abarrotaba los cientos de puestos que ofrecían sus mercancías en el exterior. No había sido aquel un buen día, y por más que lo intentaba no podía dejar de pensar en Julio, en su comportamiento errático, en su falta de compromiso. Un par de lágrimas amenazaban con brotar de sus ojos cuando una gitana la tocó por detrás y le ofreció un ramito de flores de colores:
-Mira qué poquitas me quedan, niña. Estas flores quitan todas las penas.
Mery sonrió, aún con un nudo en la garganta. Sacó su monedero y pagó a la gitana, quien al pronto hizo un gesto rápido con la mano mientras balbuceaba una bendición ininteligible.
Mery volvió a sonreír y miró a su alrededor por vez primera.
Después de todo, no era un día tan malo."

Un abrazo.

Madame X dijo...

Jajaja... genial la narración de Manuel.

Unas flores siempre alegran la vista y el alma y si son rosas, mejor. Me encantan. Que las disfrutes mucho, Mery.

Un besito.

Mery dijo...

Amaro: tu eres un artista nato y sacas una historia encantadora de una simple palabra o una simple rosa (no por simple, menos importante). Gracias por tu mini relato

Un abrazo también para Pe-Jota y Madame. Que os llegue el aroma de las flores desde mi casa.

Counter-Revolutionary dijo...

Querida, eso que hay en esta entrada no se marchitará porque no son flores, son las imágenes de unas flores. Las flores están en tu casa, o en la casa del vecino o de la vecina.

Mery dijo...

Elemental, querido Counter, elemental.

Noviembre dijo...

Jajajajaja... qué audaz!!