domingo, 12 de octubre de 2008

Serendipia


El término serendipia deriva del inglés serendipity, neologismo acuñado por Horace Walpole en 1754 a partir de un cuento persa del siglo XVIII llamado «Los tres príncipes de Serendip», en el que los protagonistas, unos príncipes de la isla Serendip (que era el nombre árabe de la isla de Ceilán, la actual Sri Lanka), solucionaban sus problemas a través de increíbles casualidades. (Wikipedia)

No me cabe la menor duda de que a lo largo de nuestra vida nos tropezamos con mil y una serendipias, exótica y bonita palabreja para designar lo que en castellano puro y duro calificaríamos como "por chiripa".
Hace poco he tropezado con una de ellas, quizás los ingleses dirían I bump into a serendipity con la flema británica de sus ancestros bien arraigada en sus genes. En una conversación cuasi filosófica, nocturna y claramente a deshora con un amigo ateo, a veces agnóstico según sus propio decir, comentamos la dificultad inmensa que el lenguaje nos impone en la exposición de nuestro sentir mas profundo, máxime si uno de los contertulios ha de expresarse en idioma no materno. Mientras hablábamos, ya digo que a hora avanzada, una idea revoloteaba por mi cabeza, un recuerdo vivísimo de una serendipia anterior y lejana en el tiempo. Hojeeé las memorias de mi pensador preferido hasta dar con el dato exacto, busqué en internet y apareció ante mis ojos la nueva serendipia turca, en formato librópolis, si mal no recuerdo: la tesis doctoral de Julián Marías "La Filosofía del Padre Gratry". editada en Alción y casi imposible de encontrar. El padre Gratry, sacerdote y teólogo francés del s.XIX, ha sido quizás uno de los mas completos estudiosos de la relación de Dios y el hombre, abordando esta relación como asunto metafísico, del alma, lejos del conocimiento intelectual.
Como nuestra conversación rondaba esos términos (quede anotado que a un nivel rematadamente inferior al sacerdote francés y su traductor Marías), hete aquí que desde ese momento ambos nos hallamos enfrascados en la busca, captura y asimilación de tan magna obra. El fin último es comprobar si es tan ateo como él se piensa o yo estoy equivocada.
Serendipias habemus.

17 comentarios:

Don Cogito dijo...

Estoy intrigado... tu pensador favorito en Marias o es otro???

En mi caso, una de las mas increibles "seredipidades" fue esa vez que compre a un amigo para su cumpleaños un libro de poesia de Szymborska y, casualidad de las casualidades, el título de uno de los poemas de la colección era EXACTAMENTE el día, mes y año de su cumpleaños.
Te prometo que no tenía ni la más remota idea de la existencia de ese poema.

Saludos

Octavio dijo...

La serendipia es una metáfora de la misma vida. Cuántas veces nos hemos librado de descalabros por pura serendipia. Loa a ella, pues.

Miroslav Panciutti dijo...

No conocía a este padre Gratry ni sabía que Marías había hecho la tesis sobre su pensamiento. Acabo de revisar mi Historia de la Filosofía de tu pensador favorito y descubro, efectivamente, un capítulo dedicado a este clérigo francés. ¿Lo leería en su día o me lo saltaría? En fin, aprovecharé tu post para releer esas páginas y, de paso, comprobar también yo el grado de mi ateismo. Un beso.

el peregrino gris dijo...

Como tu amigo, también me muevo entre el ateísmo y el agnosticismo. Cuando te fijas en la vida, no puedes por menos de sentirte ateo, pero cuando se te cruza el azar da la impresión de que rozas algún significado y te quedas una temporada dubitativo, descolocao, un poquito agnóstico.
Cualquiera sabe ya lo que es uno. Creo que fue Umbral quien dijo que 'la trascendencia, o viene sola o no viene, así que no importa'.
Un saludo.

pe-jota dijo...

Y no puede ser que la serendipia sea sencillamente el resultado de la búsqueda a la cual queremos revestir de suerte afortunada, por un cierto nivel de pudor sobre nuestro quehacer investigador,vamos digo yo.

enrique dijo...

Como bien sabrás, en uno de los más bochornosos escándalos de la universidad española de la posteguerra, la tesis doctoral de Marías sobre el Padre Gratry fue suspendida por el tribunal, para gran enfado de Zubiri y García Morente, que nada pudieron hacer. Incluso uno de los miembros del tribunal se puso a gritar histérico "¡Odio al Padre Gratry!".
Esta tesis, como bien dices practicamente inencontrable si no es en las obras completas de Marías, no fue aprobada hasta 1951.

Carlos Enrique S.D. dijo...

Por casualidad me acerque por aqui.
Debo reconocer que el tema sugerido corresponde a una de mis preocupaciones.
Tendre que volver a leer los escritos de Julian Marias acerca del Padre Gratry

Un cordial saludo y muchas gracias por esa evocacion

Mery dijo...

Don Cogito: lo que cuentas es asombroso.

Octavio: tu lado humorístico siempre sale a flote. Es un gusto saberte siempre dispuesto al lado óptimo y optimista.

Miroslav:una serendipia mas, rizando el rizo.

Peregrino: a lo mejor si lees a Gratry das con el sentido, quién sabe.

Pe-Jota:es que sería banal aplicarle el término serendipia a cualquier encontronazo.Banal y snob, añado.

Enrique: tan buen conocedor de Marías. ¿Qué te voy a contar yo, verdad?

Carlos Enrique: bienvenido siempre.

Un abrazo a todos

Don Cogito dijo...

Pues e aquí el poema...
Saludos

Día 16 de mayo de 1973

Una de esas muchas fechas
que ya no me dicen nada.

A dónde fui ese día,
qué hice, no lo sé.

Si en los alrededores se hubiera cometido un crimen,
no tendría coartada.

El sol brilló y se apagó
sin que yo me diera cuenta.
La tierra giró
y no lo mencioné en mi diario.

Preferiría pensar
que morí brevemente,
y no que nada recuerdo,
aunque viví sin pausa.

Pues si no fui ningún fantasma:
respiré y comí,
di pasos
que se oían
y las huellas de mis dedos
tuvieron que haber quedado en las puertas.

Me reflejé en el espejo.
Llevaba puesto algo de algún color.
Y seguro que hubo gente que me vio.

Quizá ese día
encontré algo que había perdido antes.
Quizá perdí algo que encontré después.
Me embargaron sensaciones, sentimientos.
Ahora todo eso es
como puntos entre paréntesis.

En dónde me metí,
en dónde me enterré,
en verdad no es un mal truco
perderse a una misma de vista.

Agito mi memoria,
tal vez algo en sus ramas,
adormecido por años,
salga de pronto volando.
No.
Evidentemente exijo demasiado:
tanto como un segundo.

Counter-Revolutionary dijo...

Mery, http://www.todocoleccion.net/la-filosofia-padre-gratry-julian-marias~x8997835.

Counter-Revolutionary dijo...

A todo esto, ¿el padre Gratry realmente es tan importante, o la importancia se la concede Marías?

Amanecer dijo...

Mery, Exactamente que es la serendipia, este post si que no lo he entendido,(disculpa mi falta de conocimiento). Sobre el tema:D

Gracias!!!

Besos y muchos màs.

El Deme dijo...

Supongo que estás hablando de esas casualidades de la vida que hacen que pilles al vuelo un tren que ya arrancaba o que no te decidas a montarte en uno que te está esperando, etc. En cuanto a Dios y el hombre, jolines, vaya temas que tratas en tus charlas nocturnas...

LA MAMI dijo...

SIEMPRE APRENDO ALGO CUANDO VENGO AQUI.
UN BESAZO GUAPISIMA Y QUE PASES UN BUEN FIN DE SEMANA

Mery dijo...

Mami, buen fin de semana a ti también y gracias.

Amanecer: Una serendipia es un escubrimiento fortuíto y sorprendente.De los que espero tengas muchos en tu vida.

Deme: esas conversaciones nocturnas pude que sean, a su vez, serendipias. Un abrazo

Counter: no sé decirte si el P.Gratry tuvo mucha relevancia en su tiempo; creo que fué nombrado Presdidente de la Academia de la Lengua en Francia.Y si Marías lo tuvo en cuenta, estoy segura de que su pensamiento sí tuvo trascendencia y originalidad.

Don Cogito: gracias por dejar este bello poema de muestra y botón.

Un abrazo y feliz fin de semana a todos.

Mery dijo...

Mami, buen fin de semana a ti también y gracias.

Amanecer: Una serendipia es un escubrimiento fortuíto y sorprendente.De los que espero tengas muchos en tu vida.

Deme: esas conversaciones nocturnas pude que sean, a su vez, serendipias. Un abrazo

Counter: no sé decirte si el P.Gratry tuvo mucha relevancia en su tiempo; creo que fué nombrado Presdidente de la Academia de la Lengua en Francia.Y si Marías lo tuvo en cuenta, estoy segura de que su pensamiento sí tuvo trascendencia y originalidad.

Don Cogito: gracias por dejar este bello poema de muestra y botón.

Un abrazo y feliz fin de semana a todos.

Alfonso dijo...

Serendipia

Consultando tu entrada a cerca "del hombre en busca de sentido" empezo la pelicula "Shoah" de claude Lanzman
Testimonio largo y muy duro de aquello, su fria metodologia.
Como el hombre puede olvidar hasta tal punto el sentimiento de compasion ? Ser actor o simple testigo pasivo ?
Como tu amigo no puede negar la presencia de un Dios en vista de esto ?
Y otra pregunta, que se quedara sin respuesta : hubiese sido actor o testigo pasivo ? prefiero no saberlo