jueves, 10 de septiembre de 2009

El cuaderno gris, un cuaderno de oro



Me esperaba desde hace un año, humilde y sereno, como sólo saben ser las almas nobles, en un estante de mi librería.
Leí el prólogo de Dionisio Ridruejo casi sin aliento, a sabiendas de que estaba abriendo las páginas de un gran libro y a la espera de encontrarme con esas bellísimas palabras escritas originariamente en catalán, cuidadosamente traducidas al castellano.
Me bastan muy pocas páginas para conocer si una obra me merece la pena o si, por contra, tiraré la toalla a la mínima de cambio y un hecho me dá la pista de inmediato (con El cuaderno gris de Josep Pla tengo un vivo ejemplo): en cada página encuentro un párrafo, una frase escrita, en apariencia, al tuntún, que es motivo y causa para la reflexión personal.
El dietario de Plá pudiera haberse escrito en nuestros días, aunque comenzara a redactarlo en 1918. Me encuentro con meditaciones de enjundia, como esta breve exclamación: ¡La familia! Cosa curiosa y complicada...( Con ella se podrían escribir entradas muy lúcidas en cualquier blog, me digo).
Unas páginas mas adelante, una irónica alusión a la gripe que arrasaba el país en el año 1918 y que no puedo pasar por alto en este post : " Ahora, finalmente, da gusto vivir en Cataluña. La unanimidad es completa. Todo el mundo está de acuerdo. Todos hemos tenido, tenemos o tendremos, indefectiblemente, la gripe."

Avanzo por El cuaderno gris con los cinco sentidos en estado puro, ineluctablemente vírgenes. Sospecho que sus páginas van a dejar en mí hondas huellas. Quizás también dejen sus marcas en este blog.

18 comentarios:

Javier Sánchez Menéndez dijo...

Gran libro, te felicito.

Saludos.

Mery dijo...

Javier, veo que sigues tan noctámbulo, o mas, que yo. Somos buhos o vampiros, sin ningún género de duda.
Gracias y buenas noches

Parsimonia dijo...

Tu entrada sería ideal como contraportada del libro: una incitación a su lectura.

Todo lo profundo deja marca en el alma y, aunque no te des cuenta, seguro que influye en alguna entrada posterior.

Resulta actual lo del tema de la gripe y, lo peor, temiblemente visionaria.

Que lo disfrutes mucho y saques jugo delicioso.
Besotes, Mery.

Sombras Chinescas dijo...

No es casual que Pla, el más grande autor catalán contemporaneo, no tenga mucho predicamento dentro de los estamentos nacionalistas.

Saludos.

José Manuel Benítez Ariza dijo...

Soy un devoto de este libro. Me alegra que lo saques a colación, y que te guste. Enhorabuena.

Miroslav Panciutti dijo...

No lo he leído y me lo apunto. Gracias por la recomendación. Un beso.

pe-jota dijo...

El mejor libro de las letras catalanas !!!, tan denostado por aquí, (y ya no hablo de su autor, relegado al olvido) como aclamado fuera ¿Por qué será?

el peregrino gris dijo...

Hola, aquí tienes otro ferviente devoto de Pla, esta obra además tiene la particularidad de que el propio autor la revisó y completó en los últimos años de su vida, y si ya era bueno escuchar lo que Pla tenía que decir de joven, imaginate despues de vivir toda una vida. Saludos.

Mery dijo...

Parsimonia: un honor lo que me dices de la contraportada. Eres un ángel; de verdad que recomiendo a Plá con todas mis fuerzas.
Un abrazo

Sombras: en efecto, esta a veces absurda España nuestra demuestra lo injustos que podemos ser con nuestras figuras mas excelsas. Penoso.
Un abrazo

José Manuel Benítez: me encanta saber la cantidad de devotos que tiene esta obra. Gracias y un abrazo

Miroslav: apunta, apunta...y lee, lee. Fuera bromas, te sorprenderá.
Un abrazo

Pe-Jota: ¿por qué serán tantas y tantas injusticias literarias? Lo de Plá no tiene perdón.
Un abrazo

Peregrino: si, Plá revisó este escrito y le dió mas brillo, aunque estoy segura de que el original ya era fantástico. Me agrada mucho tu fervor "platiano" (palabreja recién inventada).
Un abrazo

jordi dijo...

colosal!!

Mery dijo...

Si, Jordi, esa es la palabra adecuada para este libro y la figura de su autor.
Gracias por tu visita.
Un abrazo

Olga B. dijo...

La editorial debería contratarte;-)
¿Quién se queda sin leerlo después de leerte?
Enhorabuena, Mery.

Mery dijo...

Ay, Olga, tu siempre tan amable.
Mira, no es mala idea, estoy segura de que si me contrataran me gustaría muchísimo ese trabajo.
Un beso, ya sabes, en la pura noche para no faltar a la costumbre.

Bolero dijo...

Un abrazo de parte de una catalana

José Miguel Ridao dijo...

Tomo nota, Mery. He comprobado que tus recomendaciones son muy acertadas. Ah, y suscribo lo de la contraportada.

Besos.

Alf. dijo...

Tampoco creo que sea denostado aquí, pero nos encanta decir que está denostado y así lo denostamos nosotros un poco más.

ONDA dijo...

Un libro que he intentado releer esta primavera pero que no he podido, me ha arrastrado un poco su tristeza y lo abandoné a medias, en este otoño quizás lo retome.

Pero estoy contigo en eso de muchas frases provocan profundas reflexiones, en definitiva un libro del que se pueden extraer muchas citas.

Y el prologo de Ridruejo excelente.

Un beso

Mery dijo...

Bolero, otro abrazo para tí. Gracias.

José Miguel: créeme que este libro no te defraudará. Me alegra comprobar que coincidimos en gustos literarios; esto es lo bueno de la blogaduría,que tiene mucho.
Un beso

Alf: la verdad es que no sabía de tantas denostaciones. Por mí que no quede, pienso airearlo a los cuatro vientos. Gracias por tu visita.

Onda: retómalo cuando tengas ganas auténticas, no hay que forzar las querencias literarias. Me alegra mucho verte por aquí.
Un abrazo.