viernes, 9 de octubre de 2009

Hoy tengo un sueño


El mismo día leo en el periódico dos noticias distintas en sí mismas, pero conectadas en su esencia mas intimamente de lo que se pueda pensar. Las dos en la sección "Cultura".
Si una engrandece al ser humano por su capacidad creativa, la otra lo ridiculiza por su miserable enanez mental.

1. Los e-books nos permitirán llevar en un minúsculo espacio cientos de libros (Amazon aterriza en España con su Kindle ad hoc). Podremos llevar en el bolsillo escritores de todas las épocas, hermanados en la pequeña pantalla por los lazos mas sublimes que alguien pueda anhelar.

2. En Sevilla, Izquierda Unida impide el "Homenaje literario a Agustín de Foxá en el 50 aniversario de su muerte". Las causas de la censura fueron que podía convertirse en un acto de apología del franquismo (!!) y por respeto a la memoria histórica (!!). Antonio Rivero Taravillo y Aquilino Duque reinventaron el acto bajo las estrellas y la jacarandá, es decir, al aire libre.

La casualidad ( a veces no me la creo como tal) me trae a las manos un discurso de otra época, otra situación, otro país y otras gentes, pero oigan ustedes: ¿por qué será que no se habla de lo mismo, pero sí se refiere a lo mismo?

"Yo tengo un sueño...
Suene la libertad. Y cuando esto ocurra y cuando permitamos que la libertad suene, cuando la dejemos sonar desde cada pueblo y cada aldea, desde cada estado y cada ciudad, podremos acelerar la llegada de aquel día en el que todos los hijos de Dios, hombres blancos y hombres negros, judíos y gentiles, protestantes y católicos, serán capaces de juntar las manos y cantar con las palabras del viejo espiritual negro: “¡Al fin libres! ¡Al fin libres! ¡Gracias a Dios Todopoderoso, somos al fin libres!”

Fin del discurso de M. Luther King Jr. (agosto de 1963)

12 comentarios:

José Ignacio dijo...

Mery en demasiados momentos privamos a seres humanos de libertad. Son actos que no podemos disculpar pero que convivimos con muchos de ellos y no los denunciamos.
Privar o reducir la dignidad a cualquier persona es un gesto cotidiano que atenta al más elemental derecho de ciudan@s.
La prepotencia de ciertos poseedores de e-books u otros aparatejos tecnológicos en un intento de separatavidad; el estigma que en muchas ocasiones extendemos a grupos sociales; la poca o nula generosidad de trato con personas con escasos medios, salud, cultura son privaciones de libertades que olvidamos con frecuencia. Una buena entra la tuya

Parsimonia dijo...

A veces los sueños se cumplen...
Un beso.

pe-jota dijo...

El exceso de política no trae nada bueno, pero nada en ningún sentido.

José Miguel Ridao dijo...

Lo del homenaje a Foxá fue una vergüenza, Mery. Esta vez eres tú quien me inspira; ese sueño es contagioso.

Un beso.

enrique dijo...

Respecto a lo primero, considero que está muy bien. Pero, como me pasa con los cds, sigo prefiriendo el libro como tal. Empezando por ese momento mágico de entrar en una libreria y recoger los estantes y mesas llenas de libros hasta encontrar el que te lleva hasta allí o quizá laguna gozosa sorpresa. Y el pasar las hojas saboreando el contenido, tumbado cómodamente, al borde del mar o en la Castilla eterna...
Y respecto a lo segundo, lo dijo hace muchos años el sevillano Machado en su poema sobre las dos Españas; ese verso de "desprecia cuánto ignora".
Verso genial que hoy se puede aplicar casi al 100% de esos que dicen que nos representan...

Juan Antonio Glez. Romano dijo...

Es que lo de Izquierda Unida en Sevilla es muuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuy fuerte, y de una ignorancia y una poca vergüenza y de una maldad... que paro ya, porque me va a dar algo.
Afortunadamente, Aquilino y Antonio supieron reconducir la situación, y todo ha tenido mucha más transcendencia. A los de IU les salió el tiro por la culata...
Un beso, Mery.

Olga B. dijo...

Hay sueños que siempre están de actualidad... desgraciadamente.
Buen recuerdo, morena.
Besazo.

Javier Sánchez Menéndez dijo...

Vivan los sueños, y abajo los politicuchos.

Octavio dijo...

Me temo que esta noche voy a soñar con esa foto...
Un beso, cielo.

Sombras Chinescas dijo...

Yo hace años que me he adelantado a la noticia. Antes lo hacía con mi PDA y ahora con el netbook.

Y la tolerancia consiste en respetar a quien opina justo lo contrario que nosotros. Convivir con los de nuestra misma cuerda no encierra demasiado mérito.

Saludos.

Mery dijo...

A todos, gracias por vuestras palabras.
Algunos vivís en la tierra donde ocurrieron los hechos y lo sabéis de primera mano.El tiro les salió por la culata, en efecto; es lo que suele ocurrirles a los que "desprecian cuanto ignoran", que tan apropiadamente ha saco a relucir Enrique.
Es imperdonable que a estas alturas del s.XXI tengamos que oir demencias de este calibre, y que la vida siga como si nada.

En fin, nos quedaremos siempre con la ilusión de otras noticias culturales mucho mas delicadas y sublimes.

Un fuerte abrazo, amigos

ONDA dijo...

Hay algunos que piensan que la Democracia es su democracia y que la Libertad es su libertad.
Me da la impresión de que son los que gobiernan.
Un abrazo. Y bien por Aquilino y Taravillo