martes, 26 de abril de 2011

Prokofiev, Brahms, Ligeti y... Pehlivanian con la JONE



El director libanés George Pehlivanian visitó de nuevo ayer el Auditorio de Madrid, capitaneando a la JONE en un programa brillante: 1ª Sinfonía (Clásica) de Prokofiev, Cocert Romanesc, de G.Ligeti y, en la segunda parte, la 1ª Sinfonía de Brahms.

Es la segunda vez que asisto a un concierto de Pehlivanian y he de reconocer que mi admiración va en aumento; se mete en el bolsillo a esas decenas de jóvenes músicos tal como pudimos comprobar en cada gesto intercambiado, cada mirada atenta a la batuta, cada brío de arcos, oboes, flautas, percusión. La Jóven Orquesta Nacional de España es un prodigio del buen hacer, del entusiasmo y del trabajo infatigable. El programa ya extenso en sí quedó rematado por tres extras, principalmente con un par de regalitos de las Danzas Húngaras de Brahms. Y al final, el público, reconocido y agradecido no dejaba las palmas y los vítores ni por un segundo, hasta el punto de que los tiernos músicos patearon el suelo contagiados por la explosión de júbilo.

No sabría qué destacar, si el Finale molto vivace de Prokofiev, el Andantino de Ligeti o el Adagio Allegro de Brahms. El ritmo personalísimo y la cadencia en la mano del libanés dejó su impronta, creo que permanente, en el arte de cada miembro de la orquesta. Cuando, ya pasadas las 21,30 h, nos acercamos a saludarle, nos comentó que llevaba reunido con la orquesta dos semanas, no sólo ensayando, sino también charlando un promedio de ocho horas al día.


Esta vez no les acompañé a cenar ni a las copas posteriores, como en el pasado mes de noviembre, pero estoy segura de que remataron la noche estupendamente. Miguel, un chico violinista que siempre acude al encuentro con el director, nos ha apodado a todos "la Banda de Pehli".



11 comentarios:

Pet dijo...

Tus críticas musicales son siempre un festín para los sentidos. Gracias.

Manuel Amaro dijo...

Avisa, ¿no?

Mery dijo...

Pet: es que la Música es un festín para el alma.
Un beso

Manuel: vaaale...aunque estas cosas a veces salen mejor a bocajarro y sin previo aviso.
Un beso

enrique dijo...

Cuidado con la JONE es que es capaz cualquier cursiprogre de asociar esas siglas con el ¿fascismo? hispano...

Y claro, ponle tú a explicar que se trata de música...

Olga Bernad dijo...

Cómo se nota que lo vives y lo sientes. Yo no tengo ni idea de música, pero escribes de ella de una manera que dan ganas de conocer lo que nombras. Tengo que conocer y esas danzas húngaras, por ejemplo...
Un beso.

Mery dijo...

Enrique, vaya guasa tienes. Pero no te falta razón...habrá que andarse con cuidado.
Un beso

Olga: no tengo ninguna cultura musical. Es una lástima que no sea obligatorio un amplio estudio de la Música, como en los países del Este, por ejemplo.
Eso si, el déficit lo suplo con mucha ilusión. Sólo eso. En fin.

Un beso

pe-jota dijo...

Recrear el alma y calmar el espíritu, tiempos para la buena música.

ONDA dijo...

Musica tan necesaria y por mi hoy por hoy tan olvidada pero prometo enmienda.

Afectuosamente

Sombras Chinescas dijo...

No hay que saber de armonía y solfeo para disfrutar de la música.

Saludos.

Madame X dijo...

Que bien transmites el júbilo de una buena velada musical. Espero coincidir contigo algún día en Madrid para asistir juntas a uno de esos conciertos. Cuántas cosas pendientes, morena.

Mery dijo...

Pe-Jota, Sombras, Onda, Madame: tenía olvidada esta entrada ya.
Me doy por satisfecha si, cuando hablo de música, os hago un poquito mas felices. Me siento Dios repartiendo bondades, jajaja.
Un fuerte abrazo a todos