martes, 26 de junio de 2012

Naftalina




Si me dicen que bajar a los infiernos
Es cruzar de orilla y ser cobarde,
Extender una mano y tener frío,
Sonreír cuando las lágrimas te agotan.
Si me dicen que así es la vida
Y los dioses para con sus criaturas:
Aire, tierra, agua, fuego.
Duelo.

No, yo pondré mi espada en alto
como un san Jorge guardado en naftalina.
Derribaré la Historia, arderán sus muros
Para que nazca mi tierra prometida.

3 comentarios:

Pet dijo...

Ni romántica ni nada! Me ha gustado mucho, poesía eres tú :-)

Rafael dijo...

Entonces, escribirás la nueva Historia.

Mery dijo...

Pet, es verdad, aquí no hay sensiblería ninguna.
Un abrazo

Rafael: granito a granito vamos haciendo el camino. Seremos historia en unos años, uffff
Un abrazo