domingo, 4 de enero de 2009

Boca de Mujer


Cuando una mujer abre la boca
su lengua se empeña en lamer la dureza:
Puede ser la dureza de la vida,
la dureza del dolor con sus dientes esmaltados y perfectos.
La dureza del tiempo que desaparece.
O puede ser que su boca se abra
para lamer, como perra cálida y protectora,
la cara de sus hijos,
o el sexo del hombre hasta derretirlo
y enjugarlo de sal,
hasta limpiarlo de su ímpetu
y dejarlo palpitante y lánguido entre los dientes.

Cuando una mujer abre la boca
su lengua quiere decir otro lenguaje,
nombrar otros nombres,
poner saliva entre las puertas
que se abren de un alma a otra.

Limar. Limpiar. Lamer.
Tantas cosas, tanto intento, tanto de lo perdido,
existe en la boca abierta de una mujer.

Gioconda Belli, poeta nicaragüense

*Esta entrada va para Octavio, que vió el alma de Alma en cada uno de sus besos

9 comentarios:

Octavio dijo...

El alma de la mujer, esa maravillosa compañera de su cuerpo, de sus manos, su lengua. Gioconda Belli me encanta como poeta, posee una sensualidad y una fuerza femeninas increíbles. Así que me doy por doblemente satisfecho: por acordarte de mí y por hacerlo con los versos de Belli, que alguna vez una mujer me recitó al oído y en mi pecho, y entre mis muslos. Pero esa es otra historia, y deberá ser contada en otra ocasión. Grazie tante, mia cara e bella

Parsimonia dijo...

Una perspectiva de la mujer entre dulce y paciente, sanadora y fuente de placer.
No conocía a G. Belli, me queda tanto por leer...
Versos bellos y calentitos (como a don Octavio le gustan) :D.
Besos.

José Ignacio dijo...

Parece mentira la versatilidad de una boca de mujer cuando se abre.
No conocía la obra de Gioconda Belli, ahora acabo de leer uno de sus poemas y compruebo que son también versátiles.
Besos

El Deme dijo...

Cuando una mujer abre la boca es para criticar (siempre hay algo que le parece mal). O a lo mejor estoy exagerando.

enrique dijo...

Una boca abierta de mujer, fascinante...

ONDA dijo...

Excelente texto y sugerentes metáforas.

Gracias.

Antonio González dijo...

Ostra que muestras
incauta tu tesoro:
te robarán.

pe-jota dijo...

Uffff, hoy realmente estoy muy poco inspirado y aún menos para comentar tan bellos versos, ya que me contrastan con la boca abierta de la ministra de defensa israelí.

Mery dijo...

Antonio, gracias por tu bello haiku.

Pe-jota: con la política y las guerras pooco se puede inspirar uno. Otro dia será.

Deme: se ve que te ha pillado en mal dia, chiquillo. Mira que acordarte del cotilleo leyendo un poema tan femenino y sugerente.

Parsimonia, José Ignacio: Gioconda fué también un grato descubrimiento para mí.

Onda, Enrique: sólo os falta componer algo parecido. Animaos.

Octavio: ya veo que de una entrada sale otra entrada y, así, ad infinium. Te seguié fiel en mis lecturas.

Un abrazo a todos, y que la boca de la mujer os sea siempre grata.