sábado, 9 de mayo de 2009

Cuatro últimas canciones (primera parte)


Comenté en mi anterior entrada sobre el concierto de Richard Strauss, que el compositor había musicado tres poemas de Hermann Hesse y uno de Eichendorff complementando así sus Vier letzte Lieder. La voz de la soprano hace los honores, pero a falta de ella, quiero ir dejando aquí los versos escritos.


Primavera (primer Canto)

En el interior de oscuras grutas
soñé por largo tiempo
con tus árboles y tus cielos azules,
con tu fragancia y el canto de tus pájaros.

Ahora apareces desplegada con espléndido ornato,
inundada de luz
como un milagro ante mí.

Tu me conoces,
me abrazas tiernamente.
Percibo a través del temblor de todos mis miembros
tu sagrada presencia.

9 comentarios:

José Ignacio dijo...

Impresionante.
¿Eso le dijo Strauss a la Caballé?
Buen fin de semana. Un beso

Antonio Serrano Cueto dijo...

Música y poesía, tanto monta. Un beso.

Amanecer dijo...

Cuanta profundidad hay, en estas letras. Lo que inspira la primavera verdad?

Buen inicio de semana Mery!!
Besos y muchos màs.

Hernando dijo...

Un poema exquisito. La letra me entra mejor que la música. Será que tengo el oído duro y el corazón tierno. ¡Ay! la primavera.

Besitos de colores.

Sintagma in Blue dijo...

Qué maravilla!

Mery dijo...

Vuestros comentarios me confirman que la música y la poesía son lenguas universales y que el alma humana es grande porque es capaz de crear maravillas de este calibre.
Todos estamos conmovidos.

José Ignacio, Antonio, Amanecer, Hernando, Sintagma.
Un beso y buenas noches a todos.

Javier Sánchez Menéndez dijo...

Mery, suena muy bien, los versos bonitos.

Pedazo de concierto.

Un abrazo.

Madame X dijo...

Wunderbar!

No conocía yo estas "Lieder". Pena perderme a la soprano.

Qué propicia es la primavera para afinar todos los sentidos y turbarnos con las artes que tanto los estimulan.

pe-jota dijo...

Esta primavera viene regada de perfumes poéticos.