domingo, 28 de febrero de 2010

Lo que ZP le debe a mi madre


Mi madre, en toda su sencillez, encierra una sabiduría y un sentido común que no deja de sorprenderme por mas que la conozca de cabo a rabo.
Hace unos días ha soltado una máxima excelsa.
Como es ya muy mayor y está llena de achaques, a veces nos dice que ya no pinta nada en este mundo. Tiene dos mujeres que la cuidan alternamente y nos facilitan la vida a las hijas, dos joyas que Dios ha puesto en nuestro camino.
Pues bien, una mañana, mientras la lavaban, volvió a lamentarse de su inutilidad y de cuánto sentía la guerra que daba a cuantos la rodean. Y, de pronto, reflexionó muy lúcida: "ah, pero sirvo aún para algo, porque si yo me muero, ustedes se quedan sin trabajo y el de la farmacia perdería mucho dinero también".
Señor Zapatero: conste en acta que mi madre sigue vivita y coleando para que su interminable lista de paro no aumente con dos cifras y para que una farmacia de barrio no eche el cierre de la noche a la mañana.
Señor Zapatero: monte usted una comisión especial si lo considera oportuno, pero con los tiempos que corren debería, al menos, mandarle una carta de agradecimiento a mi madre ¿no le parece?

17 comentarios:

pe-jota dijo...

Sinceramente, en estos momentos creo que la sociedad civil, esa masa anónima que ni tan siquiera sale en la tele y menos en la telebasura tiene más sentido común que nuestras supuestas élites.

José Ignacio dijo...

Mery, tu madre tiene, en parte, razón.
Su situación es un caso que origina empleo (las dos señoras) y un pequeño gasto social (las medicinas). Tiene total derecho pues ya ha satisfecho suficientes impuestos a lo largo de su vida y ahora recibe una "justa" compensación.
Caso distinto es Zapatero que al igual que todos los gobiernos anteriores, de cualquier signo, han mantenido muchísimo empleo: funcionarios estatales, autonómicos y municipales, fuerzas armadas, parlamentarios, iglesia, judicatura .... y a pesar de esa razón no creo que debamos agradecerles su generosidad.
Un saludo.

enrique dijo...

Mery, una comisión especial o una consigna adecuada.
Eso si, ambas sin ningún sentido ni contenido.

Todo lo contrario que tu señora madre, llena de sentido y de contenido.
Bravo!!

ONDA dijo...

Que la disfrutes por muchos años querida amiga.

Me da la impresión que la carta nunca llegará pero ahí queda tu pregunta

Mery dijo...

Pe-Jota: ya lo creo, el ciudadano de a pié goza de mejor salud mental que nuestros políticos. Y no te digo nada si los años lo acompañan: puros sabios.
Un beso

José Ignacio: lo de mi madre tiene guasa: produciendo hasta bien dejada atrás la jubilación. Tu comentario está lleno de razón.
Un beso

Enrique: Sin sentido ni contenido, ni fuste ni, por no tener, ironía ni humor. Eso se lo ponemos los ciudadanos, para no morirnos de pena. Mi madre sí que tiene gracia, cuando suelta estas cosillas con toda su inocencia, ya ves.
Un beso

Onda: gracias, espero tenerla a mi lado aún por mucho tiempo y eso que ya es un abuso por mi parte ir contra la Naturaleza. Pero ella está resultandoo mas dura y fuerte de lo que nos creíamos.
Un beso

Outsider friar dijo...

Más vale que su madre viva por otras razones, como puede ser lo mucho que sus hijas la necesitan. Porque, bien mirado, si comienza a pensar en el dinero que pueden estar perdiendo los fabricantes de ataúdes, los de la funeraria, los floristas, los registradores de la propiedad, etc. y etc...

El Deme dijo...

Una cosa es hacer política y otra, sobrevivir día a día: ir a la compra, tropezar en una acera, ganar unas oposiciones, irse de veraneo, asistir a un cumpleaños, pillar un catarro, dormirse en mitad de una conversación. La vida está llena de cosas interesantísimas al margen de los telediarios. Un beso, Mery (tienes una madre muy salada, disfruta de ella).

José Miguel Ridao dijo...

Tu madre tiene alma de economista, y lo digo en serio. Si crees que le va a gustar, que lo dudo, díselo.

Un beso.

Jesús Cotta Lobato dijo...

Pues tu madre tiene más razón que un santo y además con su máxima echa abajo todos los asquerosos argumentos de los utilitaristas que desprecian a los que no son población activa. Un beso para tu madre.

Mery dijo...

Outsider: tu punta de vista es la otra cara del asunto, pero, por si acaso, lagarto lagarto.
Gracias por tu visita y un abrazo

Deme: mi madre tiene mucha gracia, sobre todo por su inocencia al hablar. Y si, los ciudadanos somos los que sabemos cómo anda el patio del día a día.
Un abrazo

José Miguel: no vas descaminado y ten en cueta una cosa: las madres, historicamente, son gestoras de una gran empresa.
Un abrazo

Jesús: te respondo un poco en la línea de José Miguel. Yo creo que mi madre intuye el papel tan importante de las economías familiares y ahora, que se cree improductiva, intenta sacar la cabeza por dónde puede.
Un abrazo

Miroslav Panciutti dijo...

Iba a comentarte algo muy parecido a lo de Outsider, aunque sin mentar la bicha. Pues eso, que hay otras razones de mucho mayor peso que la lista del paro para que tu madre siga viva, no dejes de decírselo. Un beso.

Mery dijo...

Miroslav: sin nombrar la bicha, muy bien dicho. Desde luego que las otras razones mucho mas sentimentales se las recuerdo a todas horas, como por ejemplo, cuánto la necesitamos y lo solas y perdidas que nos íbamos a sentir sin ella, en este mundo.
Un beso y gracias por tus palabras

Sombras Chinescas dijo...

No te preocupes, cuando se aproximen las elecciones le remitira una carta firmada de su puño y letra (o por una máquina que se le aproxima bastante).

Saludos.

Mery dijo...

Sombras: lo de la máquina que se le aproxime es todo un punto. Siempre tan irónico y certero.
Un abrazo

Esther dijo...

Que madre tan espabilada,
un beso

Esther dijo...

Que madre tan espabilada,
un beso

Mery dijo...

Si, Esther, mi madre es mas lista de lo que ella misma se cree. De hecho ella no se cree nada.
Un abrazo