domingo, 28 de marzo de 2010

Una fecha entre las fechas


Este año la Semana Santa nos ha venido muy temprano. El Domingo de Ramos - que tanto me gusta - luce sin haber finalizado marzo. La tradición dice que hay que estrenar algo pero yo no recuerdo haber cumplido esa premisa desde que tengo uso de razón, al menos conscientemente. Quién sabe si de niña mi madre me adornaba la cabeza con un sombrerito nuevo, algún lazo en el pelo, o unos simples calcetines de ganchillo blanco.

Digo que esta Semana Santa viene acelerada en fechas y, por ello, mi madre cumple sus muchos años el miércoles santo. Aunque su prole ande desperdigada en vacaciones ¿cómo dejar de volver a Madrid para comer con ella unas torrijas de vino blanco, que haremos en honor a su receta heredada de dos generaciones?

El miércoles no habrá régimen ni pereza ni cuentos de merecido descanso. Volvemos a tí, mamá, con el corazón henchido de orgullo y amor y agradecimiento, porque sigues entre nosotros, los mortales, generosa en ternura. Como siempre.


9 comentarios:

Juan Pablo López dijo...

Muy hermoso, su madre debe de estar muy orgullosa.

Que disfruten de un estupendo miercoles Santo, en familia.

Saludos

El alegre "opinador" dijo...

Precioso recordatorio a tu madre, Mery. Muchas felicidades para ella y que cumpla muchísimos más.
Por cierto, ya contarás lo de las torrijas con vino blanco que me ha dejado intrigado.
Besos.

José Ignacio dijo...

Tu madre puede estar orgullosa de su familia. Imagino que lo tiene bien merecido.
Por cierto ¿puedes un día preparar una entrada con esa receta de dos generaciones?
Feliz día

enrique dijo...

Felicidades para la matriarca.

Olga B. dijo...

Muchísimas felicidades para tu madre y para ti. Olvidémonos (una vez más;-) de regímenes. Una madre bien vale otro kilillo, jeje.
Comparto tu gusto por el domingo de Ramos y también fecha de celebración con tu santa.
Besos a las dos.

pe-jota dijo...

De bien nacido es el ser agradecido, y quién mejor para recibir nuestro agrademiento que una madre.

Manuel Amaro dijo...

¿Ya estamos en semana santa?
Uf, como siempre, voy con retraso...

Manuel Amaro dijo...

Ah, ¿cómo se podrían probar esas riquísimas torrijas de vino blanco?
;)

Mery dijo...

Gracias a todos por vuestros comentarios y felicitaciones a mi madre. Nos comimos unas cuantas torrijas empapadas en vino blanco, de chuparse los dedos.
Espero que hayáis tenido una felíz Semana Santa.
Un beso a cada uno de vosotros: Enrique, Alegre, Manuel, Pe-jota, Olga,José Ignacio, Juan Pablo.