domingo, 4 de abril de 2010

1930...2010


Si tuviéramos hoy día un pensador de la categoría de Ortega, quizás leeríamos de su puño y pluma el párrafo que voy a dejar a continuación. Por mas que miro a mi alrededor, no encuentro mucho de esa grandeza y esa calidad humana en ningún medio, así que reflejo en esta entrada lo que D. José dejó escrito en 1930, en La rebelión de las Masas. A ver si no encaja como anillo al dedo con el momento político-social que vivimos en la actualidad.

"El poder público se halla en manos de un representante de masas. Éstas son tan poderosas que han aniquilado toda posible oposición. Son dueñas del poder público en forma tan incontrastable y superlativa, que sería difícil encontrar en la historia situaciones de gobierno tan preponderante como ésta. Y, sin embargo, el poder público, el gobierno, vive al día; no se presenta como un porvenir franco, ni significa un anuncio claro de futuro, no aparece como comienzo de algo cuyo desarrollo o evolución resulta imaginable. En suma, vive sin programa de vida, sin proyecto. No sabe a dónde va, porque, en rigor, no va, no tiene camino prefijado, trayectoria anticipada. Cuando ese poder público intenta justificarse, no alude para nada al futuro, sino, al contrario, se recluye en el presente y dice con perfecta sinceridad: " Soy un modo anormal de gobierno que es impuesto por las circunstancias". Es decir, por la urgencia del presente, no por cálculos de futuro. De aquí que su actuación se reduzca a esquivar el conflicto de cada hora; no a resolverlo, sino a escapar de él por de pronto, empleando los medios que sean, aún a costa de acumular, con su empleo, mayores conflictos sobre la hora próxima.

Así ha sido siempre el poder público cuando lo ejercieron directamente las masas: omnipotente y efímero. El hombre-masa es el hombre cuya vida carece de proyecto y va a la deriva. Por eso no construye nada, aunque sus posibilidades, su poderes, sean enormes."

Ahí es nada.

13 comentarios:

Miroslav Panciutti dijo...

Así que nuestros políticos son "hombres-masa" ... Pues no me parece nada mala definición. (Y pensar que he leído ese libro y no he reconocido el texto; verdad es que hace ya muchos años). Un beso, orteguiana.

José Ignacio dijo...

Hay quien dice que la democracia es el menos malo de los sistemas políticos. Mi opinión es que en la actualidad faltan políticos de talla como en el siglo XX, hasta los ochenta.
Como su prioridad es el orden económico no deben transmitir excesivas deudas a los nuevos candidatos y su visión del mundo debe acomodarse a la de sus votantes.
Un saludo

El alegre "opinador" dijo...

Estoy con José Ignacio. La democracia es la menos mala de las formas de poder, pero en este país no hay ningún político que parezca ser capaz de "crear" algo en condiciones y mirar al futuro.
Un abrazo.

Mery dijo...

Miroslav, José Ignacio, Alegre opinador: veo que los tres coincidís en la idea de que los políticos actuales dejan mucho que desear. No hay grandeza de miras ni de pensamiento.
El hombre-masa se impone irremediablemente y Ortega está de plenaactualidad.

Un abrazo a los tres

Juan Pablo López dijo...

Estimada Mery, como profundo admirador de la vida y obra de D. Ortega no puedo estar más deacuerdo con el párrafo que has escogido de la Rebelión de las Masas y al respecto no tengo más que añadir.
Si añadiría, en cambio, una sugerencia para releer. Si La rebelión de las Masas está de apabullante actualidad, no lo es menos "1984" del Sr. Orwell.

Un cordial saludo,
Juan Pablo

enrique dijo...

Es lo que tiene un pensador de la talla de Ortega y Gasset; su prosa hermosa y diáfana no caduca. Y la mayoría de sus pensamientos e ideas lo mismo.

Faltan políticos de talla, es cierto.
Y echo más en falta pensadores como Ortega, como Marañón o Marías. No los hay. Han sido sustituidos por las televisiones-masa y por sus presentadores-masa.

Sombras Chinescas dijo...

Si Ortega viviera hoy, harto de sufrir demandas de todos y de todo tipo, abandonaría la filosofía y se dedicaría al cultivo del boniato.

saludos.

Miguel Baquero dijo...

Qué libro más esclerecedor "La rebelión de las masas". Parece mentira que fuera escrito hace setenta años y que, sin embargo, parezca que se está refiriendo a situaciones sociológicas de anteayer. Algunas veces lo releo y tengo la impresión de que ha sido retocado para actualizarlo, porque si no no es posible. Pero no.

pe-jota dijo...

yo aún me pregunto si realmente los españoles nos merecemos la clase política que tenemos y que pecado habremos, en tal caso, cometido.

Olga B. dijo...

Esa frase diáfana, exacta como un diagnóstico acertado (no en vano Ortega consideraba la claridad una forma de cortesía)me parece, a estas alturas, reveladora. Considerar la actividad de los actuales gobiernos enfocada "a esquivar el conflicto de cada hora; no a resolverlo, sino a escapar de él por de pronto, empleando los medios que sean, aún a costa de acumular, con su empleo, mayores conflictos sobre la hora próxima" es entender cómo funciona el mundo en nuestros días.
Besos, Mery. Gracias por traernos de vez en cuando estas perlas que nunca envejecen.

Mery dijo...

Juan Pablo: encantada de recibir sugerencias de este tipo y encantada de tu visita.
Un abrazo

Enrique: ¿qué te voy a decir que tu no sepas acerca de Ortega, de Marías...? La masa invade nuestras vidas.
Un abrazo

Sombras: probablemente Ortega estaría frustrado y desesperado, no te lo niego.
Un abrazo

Miguel: yo misma me asombro continuamente de la actualidad de este ensayo.Es una joya de cabo a rabo.
Un abrazo

Pe-Jota: tienes mas razón que un Santo ¿qué hemos hecho para merecer ésto? ¿Purgamos errores del pasado o indiferencias y apatías del presente?
Un abrazo

Olga: es que toda la obra enlaza una idea brillante tras otra. No tiene ni una coma de desperdicio.
Y gracias a tí por venir a leerme.
Un abrazo

Gracias a todos

ONDA dijo...

ABSOLUTAMENTE ACTUAL Y HOY 21 DE MAYO MAS ACTUAL INCLUSO QUE CUANDO LO ESCRIBISTE.

Mery dijo...

Onda: es lo que tiene Ortega, una actualidad permanente.
Así pasen mil años...
Un abrazo.