miércoles, 9 de junio de 2010

En Siria


Cuando se publique esta entrada llevaré, si Dios quiere, algunos días por tierras sirias. Sólo me llevo una vaga idea de qué puedo encontrar en Damasco, en Palmira, en Aleppo, en las aguas míticas del Eúfrates. Mis apuntes de la facultad de Historia Antigua duermen hace un par de décadas un sueño profundo, con la esperanza de que mi mano, ahora perezosa, desempolve sus telarañas milenarias.

Hoy viernes 5 de junio, programo esta entrada con el portátil sobre las piernas y juro en solemnidad revolver viejos cajones, sacar a la luz aquellos folios de letra un poco infantil donde me esperan bellas historias de la Historia. Hoy las vería con otros ojos, sin los nervios de exámenes cercanos; hoy comprendería todo mucho mejor y mis profesores no me parecerían malévolos.

Bien pensado, uno debería estudiar la carrera con 30 ó 40 años.

En fin, no caiga yo en divagaciones infructuosas: me voy a hacer la maleta.


6 comentarios:

Antonio Rivero Taravillo dijo...

Pues muy buen viaje, y que lo narres aquí para tus lectores. Abrazos.

enrique dijo...

La facultad de filosofía y letras de Madrid en el año 1933 organizó un viaje por esas tierras de oriente medio gracias ese magnífico decano que fue Manuel García Morente.
Aquella fue una facultad admirable, con los mejores profesores y los mejores alumnos.
Algunos de esos alumnos, entre los que estaba nuestro admirado Julián Marías, escribieron un libro de aquel viaje titulado "juventud en el mundo antiguo".
Aquellos tres alumnos fueron entrañables amigos, aunque uno de ello -del que omito el nombre- denunció a Julián Marías al acabar la guerra civil, lo que llevó a Marías a penar varios meses de cárcel, hasta que se pudo demostrar que no era culpable de delito alguno. Aquello fue motivado por la pura envidia, amasada además por el rencor terrible de aquellos años.

Pero vayamos al asunto: cara mery, como esos estudiantes de antaño, deberías de escribirnos una crónica de aquellas tierras antiguas. La esperamos!!

pe-jota dijo...

Buen viaje !!! que lo disfrutes y se que como siempre sabrás enseñanzas de este viaje.

Mery dijo...

Antonio: ya de vuelta a la realidad occidental. Ha sido una grata experiencia. Gracias y un abrazo

Enrique: imagina aquel viaje pleno de sabiduría, juvenil e ilusionado. Un lujo que ojalá hubiéramos podido otear por un agujerito. Un abrazo

Pe-Jota: gracias, lo he disfrutado mucho-mucho. Se me llena la boca de ello.
Un abrazo

enrique dijo...

Pues en la editorial páginas de espuma me dijeron que están preparando una nueva edición de ese libro al que me refiero, con introducción y notas de Daniel Marías, nieto de don Julián y profesor de geografía.

Mery dijo...

Enrique, no me digas. Tendremos que estar atentos a la edición de semejante tesoro.
Tu siempre a la caza de estos bombazos literarios.
Agradecida
Un beso