miércoles, 19 de enero de 2011

No saber


Qué absurdo es pensar tanto,
pensar siempre,
pensar sin sentido la mayoría de las veces.
Adelantar, creer, imaginar. ..
No saber.
No ver las aguas cristalinas
sino el puente.
Y tras él
el horror, la duda o la nada.
Errar, si, errar siempre.
Para no saber
sino pensar.




10 comentarios:

Manuel Amaro dijo...

Y lo que a mí me divierte pensar, querida Mery.

incoscienteconciencia dijo...

Pensar, pensar aunque no quieras.
Cuántas noches en vela por pensamientos que se agolpan en la mente, transtornando el sueño y llenándolo de viejos fantasmas.
Noches en las que daría cualquier cosa por ser capaz de controlar el pensamiento.

Saludos, madame.

Mery dijo...

Amaro: es divertido siempre que no te dé por pensar mal y encima, sin firme convicción. Pero tu pensar es divertido porque juegas con números a la vez. Así da gusto.
Un abrazo

Inconscientec..: si es de noche, aún peor, porque los fantasmas son aterradores y atacan sin piedad.
Ojalá no te den mucho la lata en ese sentido.
Un abrazo

Sombras Chinescas dijo...

No saber es nuestra condición; lo malo es creer que se sabe.

Un abrazo.

marinero dijo...

Aquí viene bien, creo, una máxima de Chamfort: "El pensamiento de todo consuela y a todo halla remedio. Si alguna vez os daña, pedidle el remedio del mal que os causó y os lo suministrará".

José Miguel Ridao dijo...

A mí pensar nunca me ha dañado; todo lo contrario, sólo me da satisfacciones. Supongo que depende de la persona.

Una entrada para pensar. Un beso.

Mery dijo...

Sombras: pensar que se sabe siendo un completo ignorante es realmente patético. Y frecuente.
Un abrazo

Marinero: pues esa frase es sabia y tan sencilla que casi ofende no haberlo pensado uno mismo.
Un abrazo

José Miguel:mas bien pienso que no depende de la persona, sino del momento, las circunstancias personales. Bien es cierto que hay gente con tendencia al pesimismo y gente muy optimista de nacimiento.
Creo que tu eres de los segundos, gracias a Dios.
Un abrazo

Buenas noches a todos

pe-jota dijo...

Errar es la forma de aprender, de aquello que hacemos bien pocas enseñanzas sacamos, pero de los errores, eso es otro cantar. Y a veces, por qué no, es bueno dejar el cerebro de vacaciones.

Madame X dijo...

Para no querer pensar tanto, el arte de tu pluma corre que se las pela. Ya sabes que me encanta tu lado poético aunque sea fruto de cierta angustia vital.

Un beso, morenaza.

Mery dijo...

Pe-Jota: me gusta eso de dejar el cerebro de vacaciones. Y que campe a sus anchas, pobrecito, siempre encorsetado y amordazado.
Un abrazo

Madame: hay que esforzarse por dejar a un lado tanta angustia vital, que los buenos momentos son siempre mas numerosos. Lo malo es que una se pone tontorrona y saca la pluma a volar.
Gracias, sureña

Un beso