sábado, 1 de enero de 2011

Uno del uno del once


El primer día de un Nuevo Año me resulta difícil de digerir... y de definir.
Desde la mañana a la noche transcurren sus horas como de puntillas, intentando encajarse entre dos mundos: uno que me abandona y otro que me aborda; pero la realidad es que nada ha cambiado en esencia, sólo el calendario y hoy, uno del uno del once, me he levantado remolona y añorante.
Ningún otro día como éste me presento ante mí misma tal cual soy, un ser fluctuante entre dos polos. Ánodo y cátodo en corriente contínua y alterna, imán para el hierro y la paja, brújula que marca norte o sur en un giro loco de agujas.
Presagio alegremente un buen año por delante y empaño mis ojos con recuerdos de atrás. Ni escucho música ni leo esperando que las doce en el reloj marquen el segundo día de enero.
Mañana tendré la poesía dispuesta y mis átomos en su sitio, es decir, la armonía en estado puro.
Siempre es así.
Hoy es esa fecha tan rara, uno del uno del once.
FELIZ AÑO

11 comentarios:

Madame X dijo...

No sabes qué bien te entiendo. Pero, mira, ya estamos a 2 y se ha roto el extraño embrujo del 1.1.11 casi en un abrir y cerrar de ojos. Queda atrás un año difícil, así que lo mejor que podemos hacer es mirar al frente con los mejores propósitos. Si han de llegar penas, ya tendremos tiempo de afligirnos, pero hoy no... Hoy es un buen día.

Feliz año, querida amiga.

Manuel Amaro dijo...

Una entrada muy numérica, Mery.
Te estás volviendo un pequeño monstruito como yo.
Que tengas una buena entrada de año.

Petrus dijo...

Preciosa la introspección a modo de receso.

Y Magnífica, como figura retórica, la de empañar los ojos con recuerdos; que seguramente tendrá un nombre, pero lo desconozco.

Feliz Año Nuevo.

José Miguel Ridao dijo...

La entrada, deliciosa y algo inquietante. El cuadro, precioso.

¡Feliz año nuevo (de nuevo)!

Аmanecer dijo...

Una entrada càlida, llena de sentimientos encontrados.
Pero grandiosa, has descrito el sentimiento que a màs de uno, nos acompañò en ese inicio de año.

Te deseo, lo mejor, hoy y siempre.
y al igual que tù, de corazòn...
Gracias por estar!!

Besos.

marinero dijo...

No sé si una fecha tan curiosa como ése "uno del uno del once" ha de significar algo especial, aunque no es malo creerlo: ya la vida tira demasiado del lado del escepticismo. Por si acaso, recuerdo que tenemos a la vuelta de la esquina el "once del uno del once", y más lejos el "once del once del once". Ojalá unos y otros (y los demás, los no bendecidos por la coincidencia numérica), traigan buenas cosas para todos.

Mery dijo...

Madame: mira que somos rebuscadas, si a fin de cuentas es un día como otro cualquiera...
Y si, tenemos reaños suficientes para afrontar lo que venga, que no tiene por qué ser malillo.
Un beso

Manuel: ya ves, todo se pega. De aquí a nada soy experta en la Cábala, un suponer.
Felíz Año, andalú.
Besos

Petrus: gracias siempre y espero que hayas entrado en el 2011 con muy buen pié.
Un beso

José Miguel: por escrito todo resulta un poco mas...MAS. Pero como le digo a Madame, al final son días como otro cualquiera.
Un beso y Felíz 2011

Amanecer: ¿todo bien por tus tierras? Seguro que si. Tu nuevo año, al menos seguirá tan poético como siempre.
Un beso

Marinero: no se me habían pasado esas otras fechas, es la verdad. Estaremos al tanto a lo largo del año. En mi caso, este uno del uno tiene de particular lo de todos los años.
Un beso y Felíz Año

Álvaro dijo...

El tiempo quizás lo creamos nosotros, y tú bien lo dices con brújula que marca norte o sur en un giro loco de agujas. Si has alcanzado la armonía el día dos me alegro, a mi me cuesta más, jeje; siempre a la espera. Un beso y feliz año

Mery dijo...

Alvaro: ya me gustaría alcanzar la armonía perpetua. De todos modos ya sabes, una exagera un poco porque literariamente queda mejor.

Espero que los Reyes Magos sean generosos contigo y no me refiero en absoluto a lo material (que también).

Un fuerte abrazo

pe-jota dijo...

Hemos empezado un año y me siento igual, es una sensación de continuidad, me alegro de que el 10 se haya ido, pero el 11 no me emociona. No obstante esperemos que las pequeñas alegrías y complicidades que irán jalonando el año nos dejen algunos buenos recuerdos.

Mery dijo...

Pe-Jota: no dudes ni un instante que el 2011 acabará y tendrás muchísimo momento grato para el recuerdo.
Estoy convencida y para ello, desde aquí te mando mis mejores deseos.

Un beso