miércoles, 28 de marzo de 2012

Unas notas musicales

Por fin mi hermana me ha sacado las notas musicales de una cancioncilla que de pequeña me hacía llorar; sonaba en una tabaquera de madera negra, de principios de siglo, que mi madre había heredado de los abuelos. Un pirindolo en la parte alta hacía girar seis puertecillas, que se abrían mostrando innumerables agarraderas doradas para puros y cigarrillos. Preciosa la caja y dulcísima la melodía:
Mi fa sol. Do mi re do. Do re do. Si si si. Si do re. La do si. Sol si la. Sol do re la sol .
La he grabado para que suene en mi móvil y si lloro, pues lloro.

                   ...........................

Las cigüeñas de la grúa avanzan piano-piano en la construcción de su casa. A simple vista parece que van por el sótano y el domingo las pillé enfrascadas en una buena trifulca con otra, que las rondaba sobrevolando su conato de nido en grandes círculos, quizás queriendo aprovecharse de su trabajo. Tactacatacatá...¡aquéllo sonaba a palabrotas de peón caminero!

6 comentarios:

CLOCHARD dijo...

Y si lloras lo harás por un motivo muy bello. Lo de la tabaquera de madera negra es una imagen que suena por sí sola. Disfruta del do, del re, del mi, del fa, del sol, del la, y del silencio de la poesia, esa nota tan dificil de tocar.

Salud.

Mery dijo...

Clochard, bienvenido a esta casa.Tienes razón, las lágrimas, de darse el caso, serán dulces.
Un abrazo

Pet dijo...

Mery, cuando quieras para esos ejercicios me tienes a mi también, que lo haría con mucho gusto además.
Más ahora que me acabo de comprar un piano (es un decir), pero para saber más tendrás que leer mi blog! ....
:-)

Sombras Chinescas dijo...

Me temo que el móvil nunca sonará como la tabaquera, pues nada posee la perfección de los recuerdos.

Saludos.

Mery dijo...

Pet: me falta descubrir qué melodía es aquella de la cajita; en la parte baja pone, muy descoloirido, algo así como Polka Promenade, pero nada mas.
Si te suena de algo me lo dices. Y muchas gracias por tu ofrecimiento
Un abrazo

Sombras: has dado en el clavo, los recuerdos tienen una magia difícil de emular en el presente.
Un abrazo

Álvaro dijo...

Enhorabuena por recuperar tan hermoso recuerdo, yo recurro muchas veces a mi infancia para vivir el presente, es un tiempo emocional que siempre ayuda. Un beso