sábado, 5 de mayo de 2012

Los sexy/atractivos

Lo que antes llamábamos "ser atractivo" ahora es "ser sexy".
A juzgar por los anuncios, se es sexy comprando tal coche, llevando aquel reloj, bebiendo coca-light y, por supuesto, si no aparece una pareja dándose un revolcón o una chica en paños menores, NADA merece la pena ser adquirido. Probablemente funcione mal, digo yo, o será una mierda como un piano de grande.
En este día gris y lluvioso que tanto me emociona, me he puesto a pensar en lo que a mi me resulta sexy en un hombre, lo que antes diría que me atrae mucho. Quitando la inteligencia, que compendia en si misma todo lo que una mujer puede desear, me vienen a la mente ciertos gestos:

- Un hombre conduciendo un coche. Visto desde fuera, me encanta.
- Sobre una moto potente, esos ejecutivos trajeados que ocultan su peinado reluciente bajo el casco. Los ejecutivos sin moto no me hacen tilín.
- El que bebe un gin tonic en vaso ancho, ensimismado y silencioso.
- El que arropa su cuello con una bufanda grande.
- El que se sube un calcetín con ademán descuidado.
- El que toca un instrumento musical.
- El que busca un perfume para su chica y pide consejo a las mujeres que encuentra en la tienda.

Leyendo un artículo en la revista cultural  digital Jot Down, recomendada por J., leí esta frase del cineasta John Waters: "tenemos que hacer que los libros vuelvan a molar. Si vas a casa de alguien y no tiene libros, no te lo folles".
Yo mas bien diría "ni te enamores, probablemente será un peñazo".
Eso también me resulta sexy/atractivo: un hombre leyendo.

Continuará...



10 comentarios:

Sara dijo...

Me quedo con el gesto del calcetín, aunque un hombre conduciendo también puede resultar de lo más atractivo, visto tanto lejos como de cerca (para poder verle bien el antebrazo que también tiene su inri ¿no? ;)

Mery dijo...

Sara, totalmente de acuerdo. El antebrazo así, en escorzo, tiene su aquél. Seguro que hay muchos gestos mas que no nos vienen a la mente ahora, pero vendrán, vendrán...
Que tengas un felíz sábado.

Olga Bernad dijo...

Me gustan todos menos los segundos. Los ejecutivos no me ponen ni en moto;-) A mí me gustan serios y poco habladores, aunque agradezco mucho que me hagan reír y no hay nada que me guste más que una buena conversación. Contradicciones. Un hombre conduciendo, atento al mundo pero a la vez ensimismado, tiene su aquel, sí. Como el hombre a caballo de las películas de antes...
Buen finde, Mery, que veas muchos de esos;-)

Miroslav Panciutti dijo...

Pues ni tengo moto (tampoco soy un ejecutivo), ni casi casi conduzco mi coche (que es un humilde smart), ni casi nunca bebo alcohol, ni uso bufanda (vivo en Canarias), ni toco ningún instrumento musical, ni pido consejo cuando compro perfume (voy a tiro hecho) y en cuanto al calcetín pues la verdad es que no sabría decir cómo me lo subo. Eso sí, leer sí leo, mucho.

En fin, que después de este post ya me queda claro que no soy sexy; sinif, snif.

enrique dijo...

Yo conduzco, bebo un gin-tonic de vez en cuando -en vaso ancho a ser poible- y uso con frecuencia bufanda; pero esto último es por mi faringitis crónica...

CLOCHARD dijo...

La verdad es que los caminos del fetichismo no tienen parangón, dicen mucho de lo que no decimos, de lo que nos decimos a nosotros mismos. Y en cuanto a lo de los libros, está claro; y si están subrayados el acto resultará de lo más interesante.

Salud.

Álvaro dijo...

A pesar de conducir, usar frecuentemente bufanda o pañuelo grande, leer como un cosaco, beber gintonics en vaso amplio y no atender a cómo me subo el calcetín, no me considero nada sexy. pero bueno, eso siempre depende de los ojos con los que los demás te ven. Para mi, alguien sexy es quien me mira con cariño (y no sólo deseo). Un beso

Mery dijo...

Olga: el caso es que, bien mirado, te encuentras gestos atractivos en muchos actos cotidianos. Hay muchos mas de los que nombro en est'a entrada... Seguiremos observando.
Un beso

Miroslav, Enrique, Clochard, Álvaro: convencisima estoy de que tenéis un sex-appeal innato. Con escribir un blog ya resultáis atractivos ¿No lo sabíais ? Pues si.
Así que este besazo para los cuatro

Javier Arnott Álvarez dijo...

En el fondo eres una sentimental y te gustan los gestos que denotan contenido.

Mery dijo...

Javier, y no he acabado de soltar por est'a boquita, digo,dedos, cuantos gestos me resultan seductores.
Un beso y felíz semana