miércoles, 30 de abril de 2008

Jaime Gil de Biedma


Un gran poeta es la menos poética de las criaturas. Oscar Wilde
Con esta referencia inicia Miguel Dalmau su biografía sobre Jaime Gil de Biedma, la mejor que conozco hasta la fecha.
El pasaje que da el punto de partida al autor es de una claridad plástica inigualable: Biedma está visitando la exposición sobre Francis Bacon, en la Fundación Miró, de Barcelona; de pronto ve un gran tríptico en el que los tres paneles no parecen tener relación alguna.
El de la izquierda muestra a un caballero burgués que lleva un periódico bajo el brazo, como si saliera a la calle tras una importante cita de negocios.
El panel central muestra una sábana manchada de sangre cubriendo un escritorio de estudio. La imagen es desoladora, y el poeta siente que todo lo que allí se ha escrito ha sido firmado con sangre.
Finalmente, la escena pintada a la derecha muestra dos figuras copulando febrilmente sobre un camastro; la ferocidad del juego amoroso en lucha de carne contra carne, sugiriendo que mas allá del cuerpo no hay nada......sólo el silencio.
Gil de Biedma acababa de ver, con enorme asombro, su vida entera, al desnudo, en ese tríptico.
También él había sido un respetable burgués de Barcelona, al frente de los negocios familiares en la Compañía de Tabaco de Filipinas. Allí permaneció largas temporadas llevando airosamente su vida profesional y teniendo gloriosos escarceos homosexuales, lejos de la mirada opresora de la alta sociedad catalana.
También él había escrito con sudor y sangre los versos que compartía en tertulias mitad políticas, mitad literarias, con otros compañeros de aficiones, alcohol y desenfrenos: Gil-Albert, Carlos Barral, Castellet, J.J Goytisolo....Escribía a pesar de su padre, a veces en su despacho de la Compañía, mientras firmaba expedientes de importaciones y demás papelajos que sólo le importaban como sustento vital. Escribió y leyó con sangre durante su retiro forzoso en la casona segoviana, mientras se curaba de tuberculosis y otras dolencias.
También él había sentido los desgarros del amor carnal, que lo llevaron a frecuentes enfermedades venéreas (finalmente al SIDA), así como a penosos sufrimientos sentimentales. Alguno de sus amantes, a los que parecía elegir con singular mal acierto, lo maltrató fisicamente. En varias ocasiones desvalijaron su casa tras propinarle una soberana paliza. Él mismo tenía un carácter a veces violento y cruel, quizás motivado por ese ocultamiento al que se vió forzado durante toda su existencia.
Sufrió por su familia e hizo sufrir a su familia. Sufrió , muchísimo, él, aunque lo disfrazara con borracheras, orgías y esporádicas fugas amatorias con el sexo opuesto.
Nunca quiso revelar qué hombre de su entorno había abusado de su cuerpo infantil y tierno. Su carácter flemático y hermético le oprimía el corazón mientras confesaba a uno de sus amantes: " sólo sé que ese cabrón me jodió la vida".

22 comentarios:

Antonio Serrano Cueto dijo...

Insustituible poeta. Gracias, Mery, por esta semblanza. No conozco la biografía, pero intentaré leerla.

José Luis RdC dijo...

Aunque su foto no figura entre las de los amigos de mi slide es uno de mis poetas preferidos. De entre sus mejores poemas, todos muy conocidos, hay uno que no lo es tanto: Pour t'introduire dans mon histoire, la letra de una canción, un bolero, que no tuvo música. Creo que das una imagen demasiado penosa de un hombre que, a pesar de todo eso, pasó sus buenos ratos, aunque eso, claro, es más difícil que salga en las biografías.

Maghenta Comunicación dijo...

Polémico, sin duda, y de letras desagarradas. Pandémica y celeste es uno de los poemas más intensos que conozco...

Mery dijo...

José Luis: lamento haber dado una imagen penosa del poeta, quizás haya sido reflejo de mi estado de ánimo estos últimos dias. En todo caso sólo he querido exponer que, pese a su "vida alegre" e independiente, pues es un hombre que siempre hizo lo que quiso, pese a sus juergas, de las que he hablado, sus muchos viajes de placer, sus amigos y su familia, Biedma fué un hombre infeliz, porque arrastraba una carga que nunca quiso soportar y lo llevaba a ser contradictorio.
Detestaba ser homosexual, pero se lanzaba a los ambientes mas rastreros para darse gustos bestiales;, picoteaba entre las mujeres para probar, y volvía a caer en el amor homófobo irremediablemente. Amaba y odiaba a su padre; tenía ideas revolucionarias, pero vivía como un gentleman...
Creo que un hombre tan pasionalmente ambiguo tuvo que sufrir mucho mas de lo que aparentaba.
En cuanto a su obra he de añadir que también co-escribió el guión de la película "Ultimas tardes con Teresa", de Juan Marsé, al que asesoró con su profundo conocimiento de la burguesía catalana de su juventud.

Antonio, te recomiendo esta biografía. Me parece magnífica por su veracidad y su original estructura.

Maghenta: ese poema tuvo su historia, como otros muchos.

Gracias a todos y que tengáis un feliz puente.

Madame X dijo...

De él conocía su obra poética, pero muy poco de su biografía. Tomo buena nota de tu recomendación. Aunque no sé si conocer su cotidianidad a través de una mirada ajena, quebrará la magia de sus versos. Las biografías siempre me han dado un poco de yuyu.

Un besito, ma chérie.

X

Juan Antonio, el.profe dijo...

Grandísimmo poeta, sin lugar a dudas. Es evidente que no todo en su vida fueron desgracias. Y su poesía es siempre un descubrimiento, cuando no un reconocimiento. Habrá que leer esta biografía al completo. Gracias, Mery.

Soboro dijo...

Qué duro Mery! No sabía que le ocurrió un abuso de ese tipo. Qué horror para cualquiera! Qué dolor!

enrique dijo...

mery, a mi me parece que tu estampa de la persona y el personaje es magnífica; Jaime Gil de Biedma fue así, absolutamente contradictorio y atormentado. Y un enorme poeta.
Como bien sabes, está enterrado en Nava de la Asunción.
La familia Gil de Biedma poseen el título de condes de Sepúlveda y Vizcondes de Nava de la Asunción.

pe-jota dijo...

Yo le conocí personalmente....

Rafael Lucena dijo...

Aporto un poema de JGdB que creo que cuadra a la perfección con tu magnífica e impresionante entrada

CONTRA JAIME GIL DE BIEDMA

De qué sirve, quisiera yo saber, cambiar de piso,
dejar atrás un sótano más negro
que mi reputación —y ya es decir—,
poner visillos blancos
y tomar criada,
renunciar a la vida de bohemio,
si vienes luego tú, pelmazo,
embarazoso huésped, memo vestido con mis trajes,
zángano de colemena, inútil, cacaseno,
con tus manos lavadas,
a comer en mi plato y a ensuciar la casa?

Te acompañan las barras de los bares
últimos de la noche, los chulos, las floristas,
las calles muertas de la madrugada
y los ascensores de luz amarilla
cuando llegas, borracho,
y te paras a verte en el espejo
la cara destruida,
con ojos todavía violentos
que no quieres cerrar. Y si te increpo,
te ríes, me recuerdas el pasado
y dices que envejezco.

Podría recordarte que ya no tienes gracia.
Que tu estilo casual y que tu desenfado
resultan truculentos
cuando se tienen más de treinta años,
y que tu encantadora
sonrisa de muchacho soñoliento
—seguro de gustar— es un resto penoso,
un intento patético.
Mientras que tú me miras con tus ojos
de verdadero huérfano, y me lloras
y me prometes ya no hacerlo.

Si no fueses tan puta!
Y si yo supiese, hace ya tiempo,
que tú eres fuerte cuando yo soy débil
y que eres débil cuando me enfurezco...
De tus regresos guardo una impresión confusa
de pánico, de pena y descontento,
y la desesperanza
y la impaciencia y el resentimiento
de volver a sufrir, otra vez más,
la humillación imperdonable
de la excesiva intimidad.

A duras penas te llevaré a la cama,
como quien va al infierno
para dormir contigo.
Muriendo a cada paso de impotencia,
tropezando con muebles
a tientas, cruzaremos el piso
torpemente abrazados, vacilando
de alcohol y de sollozos reprimidos.
Oh innoble servidumbre de amar seres humanos,
y la más innoble
que es amarse a sí mismo!

Mery dijo...

Enrique: estuve en Nava viendo los restos de lo que fué su casa y casi lloré, te lo aseguro. No fuí a ver su tumba....en otra ocasión.

Rafa Lucena: estpendo poema nos has dejado. Agradecida siempre.

Pe-Jota: ¿tu crees que se puede soltar esa frase así, sin mas? Cuenta cómo lo conociste y demás. Por favor.
Soboro, Juan Antonio, Madame: efectivamente fué un hombre complicado, gran poeta, gran sufridor y gran vividor. Para él nada eran medias tintas.
Los abusos de su niñez son un misterio.
Besos a todos

Víctor González dijo...

Es un referente buenisimo que toma fuerza por lo tradicional, a título póstumo.
Este poema brutal, con el desgarro de las palabras dichas al otro más proximo que hay, lo definen todo. Son una pequeña sinopsis de una etapa que culmina un camino tortuoso.
Buena propuesta Mery.

Manuel Amaro dijo...

Ostras, pareces la mala de The Ring!!!!!
Considero saldada la deuda.
:)

Amanecer dijo...

Interesante poeta, asì como su vida, no lo conocìa, asì que buscarè màs informaciòn sobre èl y sus poemas.
Gracias!!

Besos y muchos màs.

Sara Serrano Amaro dijo...

completamente the ring, te recomiendo verla jaja

Víctor Hugo dijo...

uf! vaya tormentosa vida de este poeta ... yo no lo conozco pero me estremeció tu historia

saludos desde el fin del mundo (Chile)

Jesús Sanz Rioja dijo...

No lo he leído apenas. Por lo que dices es un típico ejemplo de poeta maldito, pero en una época en que eso vende bien. Pero, ¡qué caro lo paga uno mismo...!

Benjamín Gomollón dijo...

Estupendo poema. Nunca sabré por qué, sigo encadenado a esa sabiduría con que inserta las palabras dentro del verso, la precisión con que encaja en la música del ritmo expresiones que no vienen de la poesía establecida, pero que se amoldan en ella, tan sorprendentemente. Y todo el sentimiento que rasgan, todo el humo que exhalan, la ingravidez con que se elevan en la mente.

Mery dijo...

Benjamín: Gil de Biedma trabajaba cada verso casi hasta la obsesión. Podía estar mas de una semana enfrascado en un verso,imagina lo que eso supone, una frase inicial dando vueltas en su cabeza horas y horas...

Anónimo dijo...

http://www.rtve.es/mediateca/videos/20100912/informe-semanal-muerte-jaime-gil-biedma-belleza-inteligencia/879148.shtml

Mery dijo...

Muy agradecida por tu enlace, Anónimo.
Un saludo

Anónimo dijo...

La inteligencia más esplendorosa
y brillante que he conocido.Un ser humano apasionante.