lunes, 28 de abril de 2008

Música.........................Lámina 27


Camerata

Violines.Mis piernas suben.
Allegro ma non tropo.
Sotto voce.
Dulcemente se inicia la Opertura.
Tambor. Mi vientre suena a fragua.
Tantas veces te he guardado la música.
Y, sin embargo,
tu arco insistente
engendra nuevos adagios, fugas.
Trompetero de fuego.
¡Anúnciate!
Que te reciban mis lamentos de soprano
y tu voz de barítono responda enardecida.
Pulsa primero el violoncelo,
las cuerdas antes que el cémbalo,
o el piano.
Después haz lo que quieras.
Despéinate conduciendo la orquesta.
Que retumben los vientos,
y que aplauda,
enfebrecido,
el público.

Gioconda Belli. Poeta nicaragüense



14 comentarios:

Amanecer dijo...

Hermoso poema, no lo conocìa, Gioconda Belli, es tambièn una de mis favoritas.

Gracias Mery,por tus comentarios sobre el desenlace de Pedro, y como tu dices, una gran decepciòn. Y tambièn tristeza.

Besos y muchos màs

Madame X dijo...

Uhmm... versos a ritmo de sinfonía y fuego. ¿Hay mejor manera de empezar el lunes? Yo creo que no.

Un beso, morenaza.

X

enrique dijo...

El cuerpo (de mujer) hecho música y poesía...
¿Es que puede ser de otro modo?

Gracias por descubrirnos a esta poeta ignota para mí...

Víctor González dijo...

Me sumo a ese sentimiento de gratitud. Voy descubriendo y descubriendo.

pe-jota dijo...

La orquesta puede ser buena, pero si el director no sabe dirigir, ......, el resultado no será el deseado....jejejeje

a parte de esta pequeña broma, precioso poema sinfónico.

Manuel Amaro dijo...

Llámame ignorante, pero no conocía a Gioconda Belli.
Pero ahora sí lo conozco...
...bueno, es igual, sigo siendo un ignorante.
Besos!!

Manuel Amaro dijo...

Sí LA conozco, quería decir.

Mery dijo...

En vista del éxto, estimado público, otro dia recitaré otro poema de G. Belli. Lástima que no tenga su suave acento hispanoamericano.

Víctor Hugo dijo...

Con este poema dan ganas de hacer lo que uno quiera! jejejeje

saludos!

Víctor Hugo
(El Hombre Imaginario)

Antonio Serrano Cueto dijo...

A Belli parece gustarle sobre todo la cuerda, aunque el final es todo viento y percusión. Después de este frenesí, debió de caer rendida. Buenas noches también para ti.

Mery dijo...

Antonio, cómo me gusta que emplees una palabra caída en desuso "frenesí"......siempre me ha encantado.
Víctor, bienvenido a estos lares.

Maru dijo...

No sabía que Gioconda Belli era poetisa. Yo tengo un libro que leer de ella. "El pergamino de la seducción". Veremos qué tal.

besos...

Juan Antonio, el.profe dijo...

Me encanta el descaro poético de Gioconda Belli,poeta de amor enfurecido y vibrante. Bravo por ella.

Octavio dijo...

Brava Gioconda. Con sinceridad y sin recato; con pasión. ¿Te pareces a ella, Mery?