jueves, 17 de abril de 2008

Lo que añoro después


He vuelto de un miniretiro campero y voluntario. Un fallo mecánico me retuvo un dia mas de lo previsto, y yo añadí otro a mi antojo, por aquéllo de que una quiere tener la sensación de llevar, a veces, el timón de su vida.
El pueblo donde nació mi madre es pequeño, y cada año aloja a menos habitantes. Nada tiene en especial que lo haga especial, pero yo soy feliz entre sus gentes sencillas y sus calles soleadas. Y en las primaveras como ésta, pasadas por agua, sus pinares se cubren de una alfombra verde salpicada de campanillas doradas.
Las fotos las tomé ayer mismo, mientras me parecía sentir a Jorge Guillén canturreando, henchido de gozo su pecho: "todo ya pleno, las 12 en el reloj".........


8 comentarios:

Amanecer dijo...

Siempre se añoran esos dìas y momentos especiales. màs cuando se es feliz, y se disfruta de la gente que nos rodea.

Besos y muchos màs.

enrique dijo...

Decía Jorge Guillén: "el mundo está bien hecho"...
Ese pueblo está en Castilla, por ventura?
Yo soy más de ciudad aunque sea chiquita, pero un retiro de vez en cuando en un hermoso pueblo es ciertamente vivificante.

pe-jota dijo...

Excelente manera de cargar pilas.
Todos necesitamos huir, a veces, de esta especie de locura que nos rodea.

Mery dijo...

Enrique, por ventura ese pueblo está en Segovia. Te suenan esas tierras de pinares ¿verdad?

Amanecer, Pe-Jota: he vuelto tan plena de cosas sencillas que me cuesta ponerme urbana otra vez.

enrique dijo...

Pinares de Coca y su comarca...
Ya notaba yo la cercanía geográfica...
asi que compartimos ascentros segovianos.
Los mios, de la capital y Sepúlveda, nada menos.
Buena tierra Segovia, allí donde quiero terminar mis días...

enrique dijo...

Por ventura has pasado por mis entradas sobre Segovia, mi (nuestra)tierra?

Post scriptum: ascentros, léase ancestros...

Mery dijo...

SI, Enrique, he pasado por tus escritos segovianos y te comenté en su dia que compartíamos raíces.....pero como estás a mil cosas ya no te acuerdas.
¿Así que quieres acabar allí tus dias? Me parece bien.
Un beso

Madame X dijo...

Pues un privilegio, niña, disponer de ese bello y sosegado rincón, lejos del mundanal ruido.

Deberías robarle más días a tu vida urbana para refugiarte ahí de tanto en tanto. Te sienta tan bien, que lo sé yo.

Un besito.

X