sábado, 11 de abril de 2009

Los poetas de Stefan Zweig


Estos días estoy leyendo "Tres poetas de sus vidas" de Stefan Zweig, tercera entrega de una serie de biografías titulada "Los constructores del mundo". La primera estaba dedicada a Hölderlin, Kleist y Nietzsche, bajo el nombre de "La lucha contra el demonio". La segunda, a Balzac, Dickens y Dostoyevski , titulada "Tres maestros".

Esos tres poetas del libro son Casanova, Stendhal y Tolstoi. Como el propio escritor indica en su prólogo, choca profundamente la idea de elevar a un mismo nivel intelectual tres personalidades tan diferentes. La cuestión es que representan tres escalones ascendentes de una misma función creativa : la autorrepresentación. Casanova ocupa el escalón mas primitivo, el que relata su vida sin indagar en absoluto en sí mismo. Stendhal, en un grado mas elevado, se pregunta ya el motivo de sus acciones u omisiones, se siente interesado en hurgar dentro de sí mismo, de su psicología. Tolstoi, en el peldaño superior, se contempla con los ojos de la conciencia implacable, a modo de autoexamen moral.

Hace unos años, Mauricio Wiesenthal escribió "Libro de réquiems", precioso mosaico de personajes que recomiendo a quien quiera oirme. En él hay un capítulo dedicado a Casanova que no tiene desperdicio y que me va a servir de complemento al Casanova de Zweig, o viceversa. Curiosamente en sus réquiems también Wiesenthal planea durante una veintena de páginas sobre la figura de Zweig.

Mágica espiral ésta de la literatura, envolviendo biografías de figuras indispensables. ¡Cuánto agradezco que otros se hayan tomado el trabajo de recopilarlas! Trabajo que me ahorran y placer que me regalan. Gracias eternas.

18 comentarios:

José Miguel Ridao dijo...

Magnífica entrada, Mery. A lo mejor exagero, pero para mí Zweig es uno de los personajes más fascinantes de la literaratura moderna. Observador del alma humana y de su tiempo, agudo como pocos, inteligente y brillante. Entran ganas de aprender alemán para leerle sin intermediarios. Tomo nota de tu recomendación; la confrontación entre esos tres poetas de la mano de Zweig promete, y mucho.

Un abrazo.

Javier Sánchez Menéndez dijo...

Comparto plenamente el álogo de Ridao.

Pero te digo más, por un lado, gracias por la recomendación, que seguiré. Y por otro, no se sorprende, nada. Lo eterno, es eterno siempre, y los nombres de Zweig son eternos.

Todos, y como bien dices, cada uno en su escala o en su límite vital.

Muchas gracias Mery por este post.

Ha sido un placer literario.

Un abrazo.

Mery dijo...

José Miguel: por estos misteriosos atajos de internet resulta que estoy en tu casa mientras tu visitas la mía. Nos cruzamos en el camino y no nos hemos reconocido, qué pena. Gracias por tu visita siempre a la luz de las velas y siempre agradable y certera, porque comparto tu opinión sobre Zweig.
Un beso

Javier: otro noctámbulo en el camino y otra compañía tan grata en mi blog. De verdad que tanto el libro de Zweig como el de Wiesenthal son puntos redondos en la literatura. Te gustarían, estoy segura.
Un beso

Dulces sueños a ambos.

Javier Sánchez Menéndez dijo...

Dulces sueños Mery.

Miroslav Panciutti dijo...

Me gusta mucho Zweig; he leído mucho suyo, casi todo lo que se ha publicado en los últimos años. Además, su capacidad como biógrafo es especial; quizá no detalle en demasía las vidas de sus biografiados, pero ahonda como pocos en sus caracteres. Conozco las dos primeras trilogías que citas, peor en cambio no he leído la que estás ahora disfrutando; em la apunto. Un beso.

Octavio dijo...

Habrá que hacerte caso y leer a Zweig y a Mauricio Wiesenthal, del que ya me han hablado muy bien. Después, como parte concernida, volveré sobre este asunto, a ver qué dicen de mi antecesor.
Besos, dulce Mery.

Manuel Amaro dijo...

¿De dónde sacas tanto tiempo para leer?
Qué envidia.

Amanecer dijo...

Despuès de leerte, puedo imaginar que es un libro muy interesante, ademàs con una gran riqueza literarìa.

Gracias por la recomendaciòn!!

Besos y muchos màs.

Mery dijo...

Miroslav: yo, en cambio, no he leído las otras dos obras de esta trilogía, así que me llevas ventaja. Un beso, canario viajero

Octavio: no sé yo si vas a tener tiempo de leer, con tanto trajín. Es broma, menudo arsenal literario tienes sobre tus hombros. Ya me contarás. Un beso,hombre de mar

Amaro: yo no he dicho nada de tanto tiempo ni tanta lectura. Seguro que vamos parejos en ese asunto. Un beso ¡qué poco te prodigas, mozo!

Amanecer:sin duda es un libro que merece la pena, inclusoo perder unas horas de sueño por él.
Un beso y gracias por tu visita

El Deme dijo...

Me gustan los autores que escriben sobre otros autores, a manera de homenaje o de respeto. Así comprendemos más las obras de unos y de otros. Siempre es un placer leer a una chica tan lectora, ¡jo, qué complejo de culpa me transmites! (envidia sana)

pe-jota dijo...

Como siempre tus referencias literarias de lo mejor, sin contemplaciones, pura exquisitez.

Sintagma in Blue dijo...

porque el conocimiento es acumulación de experiencias propias y ajenas...

Mery dijo...

Deme: los escritores que escriben sobre escritores suelen ser de lectura interesante, de cierta profundidad, al menos reflejan un deseo real de conocer a otros que tienen con ellos mucho en común ¿verdad?
Un abrazo

Pe-Jota: tus halagos me conmueven, porque los siento sinceros de tu parte. Me alegra si esta entrada te ha parecido valiosa ya los buenos escritores y sus obras bien merecen su divulgación. Un abrazo

Sintagma: una vida debería dar para acumular la sabiduría de otros y hacerla nuestra en la medida en que podamos. Tienes toda la razón.
Un beso

Rio Oria dijo...

Impresionado me has.
Y yo sin pasar de Julio Verne.
Un abrazo. Ramón.

Menuda semana de "pasión", leyendo todo eso que nos explicas, je,je.
Un beso. Olalla.

Mery dijo...

Ramón, Olalla, un fuerte abrazo.

José Ignacio dijo...

Trenzando opiniones ajenas, a veces, conseguimos formarnos una opinión propia. Bsos

Madame X dijo...

Tomo nota, querida Mery... Hace siglos que no leo a Stefan Zweig y recuerdo su fluída narrativa como un placer para abandonarse a la lectura. Así que estoy encantada con tu recomendación. Siento una especial fascinación por Tolstoi.

Un beso.

Mery dijo...

José Ignacio: no podías haberlo expresado con mejores palabras. Gracias y un abrazo

Madame: comparto fascinaciones (algunas) contigo, de lo cual me congratulo. Un beso