martes, 28 de abril de 2009

Vidi core meum


Dolidas tengo las manos
abriendo las siete puertas
que abren mi corazón.
Un corazón que fué niño
y se meció en un columpio,
que se hizo costras de asfalto,
por jugar entre olivos.


Maduró este corazón mío
al golpe del platero:
tas, tas, un brillo y un restaño.
También silencios.
Creció mirando al sol, alto,
le nubló la sombra del miedo.

Temió, se encogió,
huyó en volandas al cielo.
Las costras que fueran de asfalto,
se fueron enterneciendo.

Digo que sangran mis manos
portando llaves de hierro.
Una puerta y otra, así hasta siete,
ocultas por bellos velos.

Todo fue en vano.

Allí, en penumbra, te ví
triste corazón mío,
y no te reconocí.


15 comentarios:

Javier Sánchez Menéndez dijo...

Mery, hemos coincidido. En mi etapa de blog anterior, la primera entrada se llamaba la séptima puerta.

Voy a volver a publicarlo.

Es mágico, magnético, extraño.

Tu poema es profundo, muy profundo.

Un abrazo.

Manuel Amaro dijo...

¿Y a mí por qué no me sale la poesía?
Jooooooooooooo!!!!
Soy un tipo insensible, supongo.

Parsimonia dijo...

Experimento con los versos la nostalgia del pasado y el camino espiritual para encontrarse con uno mismo, para después, no reconocerse.
Los sustantivos son todos muy simbólicos: puertas, columpio, olivos, sol, cielo, llaves, velos, remiten a un mundo paralelo, al Edén y a la inocencia del mundo infantil, pero también a los secretos del alma.
El poema es conmovedor.
Besos.

enrique dijo...

Siete puertas...
Y siete llaves, al menos...

José Ignacio dijo...

Vidi et vinci.
Hermoso.
Besos

Rio Oria dijo...

A mi no me salen ni queriendo las rimas, pero me ha gustado mucho,
!pobre corazón!. Un beso.
Olalla.

Mery dijo...

Javier: no sé si es profundo el poema, ni si a ésto se le puede llamar poema. Así me salió y no me detuve a pulir ni un sólo verso. A veces una corre estos riesgos tontamente, pero en fin...
Espero impaciente tus siete puertas.
Un beso

Amaro: no te preocupes un ápice, yo tampoco compongo versos. Ecribo y a ver lo que sale, jajaja. ¿Tu insensible? Por favor...
Un beso

Parsimonia: has dado en la clave: los secretos del alma ¿quién los conoce? Muchas gracias por tus palabras de elogio, te lo tomo mucho en cuenta, máxime cuando aquí una servidora no se dedica a la composición en absoluto. Eres un sol
Un beso

Enrique: siete llaves para luego no reconocerse, vaya fastidio, no me digas. Un beso, segoviano de mis entretelas

José Ignacio: hermoso es recibir tu visita, amable siempre. Un beso

Olalla: créeme, ésto no es rimar, es sencillamente escribir lo que salga. Tu puedes hacerlo, seguro.
Un beso

Javier Sánchez Menéndez dijo...

Las veras Mery, las verás.

Ahora con la Feria, como que es difícil, pero ya saldrán.

Un abrazo.

Parsimonia dijo...

Los poetas son los que componen versos (los malos y los buenos).
No por escribir muchos versos son mejores que los que componen menos.
El tuyo, sin experiencia, me ha conmovido de verdad.
Besos.

José Miguel Ridao dijo...

Me ha gustado mucho el poema, Mery. Yo creo que en la poesía auténtica uno desnuda su corazón, y eso es lo que tú has hecho, abriendo las siete puertas. Un beso.

Octavio dijo...

Ay, el gusanillo de la poesía te ha invadido, bella Mery. Estás perdida. Nienvenida al club. Un beso.

Mery dijo...

Parsimonia: eres muy amable y si el poema te ha conmovido, me doy por satisfecha. Gracias siempre.

José Miguel: pues sí, uno desnuda su corazón, para lo bueno y para lo malo. Uno lo desnuda y ahí queda eso, a veces con mucho pudor.
Un abrazo nocturno.

Octavio: tu lo has dicho, en mi caso es gusanillo; otros, como tu, llevan una boa constritor en la pluma ( y no lo digo por el veneno, sino por lo enorme).
Un abrazo, malagueño, ya te echaba de menos

Miroslav Panciutti dijo...

Cantarina y poética que estás últimamente; la primavera la sangre altera, dicen. Un beso.

Madame X dijo...

Nena, tú vales mucho. Me han encantado tus versos por que conmueven y eso es lo que debe hacer la poesía: emocionar.

Besitos.

Max dijo...

Tienes una gran sensibilidad, el don de transmitir. Mis sinceras felicitaciones por el poema, es muy bello.


Un beso