lunes, 5 de mayo de 2008

Desconfía.....


De la mano de otro J.A., de apellido Gundín, leo una frase lapidaria: "Si elogian, desconfía". Y me la aplico.

Precisamente lo que estuvo haciendo el J.A. de mis pesadillas laborales, elogiándome en cuanto se presentaba la ocasión, con el único fin de enternecer a su presa y clavarle mas facilmente su lanza de guerrero innoble.

Su segunda oferta, perdón, ofensa, llegó a última hora de la tarde del ante-puente. Disfrazó aquellos datos originales y presentó el mismo perro, pero con distinto collar, eso sí, precedido de nuevas adulaciones a mi persona y mi buen hacer. Es decir, de nada le ha servido mi rapapolvo ni las muestras que le dí de haberlo pillado, y eso me disgusta profundamente. ¿Por qué piensa que voy a ser tan mema de pasar por el aro, por mucho que me lo adorne de oropeles y colorines?

He respondido con silencio hasta encontrar la ocasión del tête a tête, pues así lo requiere la situación, pero el infame, no pudiendo soportarlo, ha mandado esta mañana un emisario camuflado también de adulador para sonsacarme. Otro que se ha llevado su merecido (servidora tiene mucho aguante, pero no ilimitado), y con mas razón por cuanto aún resonaban como un eco las palabras sabias: te elogian, desconfía, desconfía, desconfía.......

A veces una sueña con vivir en una selva a salvo de depredadores.

14 comentarios:

Madame X dijo...

Sí, jode que nos subestimen, pero estoy segura que sabrás poner a ese ¿depredador?, no-no, a ese carroñero en su sitio. Disfruta ese momento, puesto que eres tú quien lleva las riendas.

¡A por él!

Un beso. Que tengas un buen día.

X

pe-jota dijo...

Sabias palabras.....
Exceso de alabanza, algo quieren, no soporto a la gente retorcida, las cosas de cara.

enrique dijo...

Asi es, la selva laboral es más peligrosa que la de Sumatra llenita de Panteras Negras...
Y máxime cuando se tiene la lucidez que demuestras...

PD:¿escuchó usted la voz de nuestro filósofo?

Juan Antonio, el.profe dijo...

Añade la canción "Resistiré" a tu entrada anterior y aplícala a esta situación. Muy buena la última frase...

Antonio Serrano Cueto dijo...

Suscribo las palabras de J. Antonio: muy buena la última frase. Y añado que en la selva en que tú vives habitan "depraduladores".

Amanecer dijo...

Cuando el elogio es excesivo, empieza esa vocecita, a decirnos, deconfìa, y no bajes la guardia.

asì es la selva, hermosa, pero llena de peligro, y depredadores.

Besos y muchos màs.

LA MAMI dijo...

EXACTO, ESTOY CON AMANECER... TANTO ELOGIO? DESCONFIA, Y ES QUE ESTA VIDA ESTA LLENA DE HP, Y DESALMADOS.
LO IMPORTANTE ES SER MAS IMTELIGENTES QUE ELLOS, Y CREO QUE TU EN ESTE CASO LO HAS SIDO.ASI QUE TE HAS GANADO ESTE BONITO BESO
GUAPAAAAAAAAAA

Mery dijo...

Me ha encantado recibir vuestros ánimos, los besos, a veces en mayúscula, como el de La Mami.
Bravo por el nuevo palabrejo de Antonio "depraduladores", se lo aplicaré indiscriminadamente a todo SER que lo merezca.

Enrique, ahora paso a oir a Ortega, a emocioname con su voz. Qué maravilla esto de la tecnología.

Os mantendré informados con la evolución del asunto, que aún colea.
Un beso

AliaS DadA dijo...

de tantos andar x tantos rios llegué a tu cauce a tu mar. te estuve leyendo. una grata sorpresa su luz, a pesar de la idiotez del mundo mi qerida Mery. ni vos ni yo vamos a erradicarla de este planeta. pero jamas acostumbrarnos. besos argentinos en vos. Fedex

Rafael Lucena dijo...

Hola, Mery. Últimamente no me dejaban entrar en tu ámbito los hados de la red. Me negaban la entrada y me pedían un nosequé. Lo mismo son tus ángeles custodios y desconfiaban de mí porque pensaba elogiarte yo la cara que imagino detrás de tu pelo.

Octavio dijo...

En vez de irte a la selva, prueba con venir a Marbella. Allí los depredadores somos encantadores.

Mery dijo...

Alias Dada, bienvenido al blog y gracias.

Rafael: no sé qué puede haber pasado para que no se te permitiera entrar. Sempre tengo las ventanas abiertas, no lo dudes. Descuida, de tus elogios no desconfiaría nunca.

Octavio: he de pedir referencias sobre los depredadores con perilla. Después, me pasaré por Marbella.
Besos

Manuel Amaro dijo...

Perdona, pero ¿dónde me dijiste que vivías?
¿En Falcon Crest?
Coño, qué panda tienes alrededor!!!

Mery dijo...

Amaro, menos mal que también hay un buen montón de gente buena alrededor. Eso hace que, cuando se pudre una manzana, su olor nos incomode desmedidamente.
Por lo que cuentan por ahí, mucha gente sufre a manos de impunes alimañas. Afortunadamente solo es trabajo.....