sábado, 10 de mayo de 2008

Toko No Ma


En la cultura japonesa, el Toko no ma es una especie de oquedad o alcoba horadada en una de las paredes de la estancia principal de la casa.

Siguiendo la preferencia oriental por el juego de sombras en el interior de la vivienda, el Toko no ma es decorado con esmero, colocando en su interior bien una pintura de singular valor, el objeto preferido por el dueño de la casa, o bien un exquisito adorno floral que puede variar según la estación del año.

En este espacio la oscuridad toma especial relevancia; se consigue tamizando la ya tímida luz que se abre camino con dificultad tras haber sorteado el amplio alero del tejado, los paneles de papel junto a la ventana (shoji), y el tono mate de las paredes, cuadros y lacas que decoran toda la estancia. Parece un santuario de reposo, donde el claroscuro bellamente estudiado atrae la atención del huésped, que adivina en su interior el tesoro mas preciado de la casa.
Si nuestra alma fuera el hogar que el amigo visita, si, tras agasajarle con un aromático té de jazmín le invitáramos a recorrer cada estancia, engalanada con nuestros mas lindos ikebanas, si deslizáramos, finalmente, una puerta de shoji y ante sus ojos luciera nuestro particular Toko no ma,
¿con qué se encontraría?

10 comentarios:

Antonio Serrano Cueto dijo...

Quizás con un algún amor pretérito y nunca olvidado.

pe-jota dijo...

Deberíamos aprender de los orientales a suprimir lo innecesario y quedarnos con lo que necesitamos, lo que realmente vale, disfrutando de la libertad conquistada.

Soboro dijo...

Una pregunta muy sugerente, Mery, a la que te insto respondas, si te agrada.
He preguntado mejor a quien ha llegado a mi alma:
Quien llegue a mi Toko no ma, dice mi marido, que vería una amapola y una vela protegidos contra el viento, para que la una no se seque y la otra no se apague.
Quizás yo vería un cuadro mosaico de todas mis experiencias.

Madame X dijo...

Me temo que mi Toko no ma está demasiado oscuro para distinguir ninguna forma...

¿Y qué se ve en el tuyo, mi querida Mery?

Bolero dijo...

La m�s �ntima de las intimidades

Víctor Hugo dijo...

mmmmm ... me encontraría con tu sensibilidad... tu amor... tu melanclía... tu alegría.. tu pena... tus sueños y frsutraciones... tus fracasos y tus exitos

saludos!
Víctor Hugo
(El Hombre Imaginario)

Jesús Sanz Rioja dijo...

Con un desorden lamentable. Está bien eso del tokonoma. Pero me alegro de que no se use entre nosotros, pues el mío daría pena.

enrique dijo...

Eso es lo que antiguamente y en occidente se llamaban "habitaciones a la italiana", de sugerente y evocador nombre...

Juan Antonio, el.profe dijo...

Buena pregunta, sí señora. Uno de mis objetos más preciados es un hermoso grabado que tengo, realizado por el pintor Joaquín Sáenz; se trata de una edición numerada, el primero que hizo, que repartió entre sus amigos. Uno le correspondió a mi tío (aún recuerdo el día en el que se lo dio) y hace años me lo regaló. Por lo tanto, se aúnan el valor artístico y el sentimental, ahora más que nunca.

El Deme dijo...

Me pregunto si al toko no ma de una casa puede entrar cualquiera o sólo se enseña desde lejos (al ser ese lugar tan íntimo que señalas).
Me alegro que, finalmente, el affair J.A. se haya resuelto adecuadamente, a ver si a partir de ahora ya duermes bien, hija, que llevabas una temporada atacá y se te notaba...