miércoles, 21 de mayo de 2008

El lenguaje del campo


Mientras paseaba hace unos dias por este paraje de olmos y robles, alguien, ajeno a mis pasos, hablaba en este idioma . Una melodía encantadora.

(Pinchad a la derecha, en la flecha de sonido de Trinos.Wav )




9 comentarios:

miradmealmenos dijo...

Yo también la he oído alguna vez. Sin duda, los motores de esta gran máquina del mundo debían estar parados...

El Deme dijo...

qué pena no ser de la sociedad española de ornitología para decirte qué tipo de pájaros son...genial sonido Mery!!

enrique dijo...

Los venerables olmos y robles y esos pájaros de alegre trino, ¿por ventura son castellanos?

Mery dijo...

Os aseguro que in situ el trino casi era música celestial. Daban ganas de quedarse allí y no volver al parloteo incesante de los humanos.
Enrique, efectivamente el paraje es de mi fin de semana en un pueblo segoviano.
Un abrazo

Madame X dijo...

Como tú bien has dicho, Mery, música celestial. Que delicia.

Un beso.

Octavio dijo...

Veo que lo conseguiste, Mery. Hermosa melodía. Sólo faltan tu voz y tu imagen para el cuadro completo. Besos.

enrique dijo...

mery, he encontrado unos trinos de otros pájaros segovianos, esta vez de la misma segovia:
http://www.elmundo.es/especiales/2008/05/ciencia/sonido_naturaleza/sonidos.html

Juan Antonio, el.profe dijo...

Mery, cuidado con las peticiones del tipo del jamón, que tiene mucho peligro. Gracias por traerme esos sonidos a la aridez de mi despacho...

Mery dijo...

Enrique, la sangre segoviana que corre por mis venas se ha alborotado con la reseña que me comentas. Gracias mil.

Octavio, mi imagen y mi voz distorsionarían enormemente la escena, sin duda.

Juan Antonio, no temas, con los relatos del tipo del jamón una se va haciendo una idea. Y con perilla, mas aún.

Madame, es cierto, fué música celestial. Lo bueno que tiene es que allí seguirá todo tal cual, por si quiero volver.