domingo, 8 de febrero de 2009

Lugares a donde nunca voy


Acabo de ver anunciado a bombo y platillo que empieza, un año mas, ARCO. Me he parado a pensar en esos lugares que nunca piso y esta Feria de Arte Contemporáneo es uno de ellos, quizás el primero de la lista. Habrá quien me diga que no sé lo que me pierdo, que es una postura la mía de absoluta cerrazón mental y artística.
Puede ser, no niego nada, pero me dejo guiar por mis querencias y cuando hojeo catálogos de la Feria no siento ninguna inclinación afectiva hacia lo que veo. Me pregunto si aquéllo que no sale en los reportajes quizá pudiera ser de mi agrado, mas lo dudo, ya sería maldita casualidad que cada año quedara en las sombras justo justo lo que me gustaría a mí.

Ortega y Gasset decía que el Arte debe conmover al hombre y parecerle real, cercano y yo entiendo que deba ser ésta una conmoción positiva, de arrebato, de ensimismamiento a veces, esa experiencia vital inefable que Jesús Cotta define perfectamente como "unacosamugrandequenosepuexplicar".

Yo quisiera poder salir de ARCO con el Síndrome de Stendhal, como poco.
Y como sé que no se dará el caso, pues no voy.

22 comentarios:

Rafael G. Organvídez dijo...

No te preocupes, Mery. Todos tenemos nuestros lugares a los que nunca vamos, los libros que no leemos, las músicas que no escuchamos, las películas que no vemos. Elegir es renunciar. Lo importante es disfrutar con lo que se elige. Y si no, tampoco pasa nada.

Saludos

José Miguel Ridao dijo...

A mí con estas cosas más que el síndrome de Stendhal me entra el síndrome de Estocolmo, me entran ganas de suicidar a todos esos artistas (tú me entiendes). Buenas noches, Mery.

Amanecer dijo...

Lo importante es ir donde nos gusta e interesa, Si no se apetece, ir a ciertos lugares, es mejor no asistir.

Besos y muchos màs.

Parsimonia dijo...

Es que hay mucho mediocre (sin ánimo de ofender, con el significado de mediano, no sobresaliente) por ahí suelto.
A veces es mejor visitar los museos de nuestras ciudades con la seguridad de que todo lo que vamos a encontrar es arte verdadero y no cansar la vista mirando "pinturillas".
Besos

Sombras Chinescas dijo...

Creo que ARCO va a notar la crisis: buena parte de sus mejores clientes eran magnates del ladrillo, paradigmas del "haiga".

Saludos.

enrique dijo...

Ya hablaba nuestro admirado Ortega de la "deshumanización del arte".
Respecto al Síndrome de Stendhal, basta con que te mires en un espejo...

mahn dijo...

Pues mira tú por dónde al final uno acaba pasándolo bien entre tanta tontería. La clave está en tomárselo como un entretenimiento y no como algo serio. Yo tengo que estar allí toda la semana. Así que no me queda otra que buscar estrategias para sobrevivir.

Octavio dijo...

¿Arco es donde se exponen esas cosas que luego acaban en los vestíbulos de los ministerios u organismos públicos, o en las casas de los magnates-mangantes de la cosa inmobiliaria, o en las mansiones de todos los estafadores (por aquello de Dios los cría y ellos se juntan)?
Del arte sólo requiero que me guste y me emocione. Y lo que he visto de ARCO no reúne ninguna de las dos condiciones.
Un abrazo exhausto.

Jesús Cotta Lobato dijo...

Pues haces muy bien. En el universo hay demasiada belleza y demasiado poco tiempo para gozarla como para perder el tiempo empeñándose que nos tiene que gustar lo que dicen que nos tiene que gustar. Un beso

Mery dijo...

Veo que coincidimos en disfrutar del tiempo propio y no malgastarlo en aquéllo que no es de nuestro agrado.
Mahn: espero que disfrutes mucho, con tu inteligencia y buen saber lo harás.
Octavio ¿aún hecho unos zorros? Es normal, descansa y toma cola cao.

Parsimonia, Enrique tan amable siempre, Amanecer, José Miguel, Jesús, Enrique Sombras, Rafael, un abrazo y que tengáis una estupenda semana.

Antonio González dijo...

ARCO: el arte de helarte.

Juan Antonio Glez. Romano dijo...

Pues parece que hay bastante coincidencia. A mí me gusta el arte. Lo de los adjetivos (contemporáneo, neoclásico, romántico...)es ya cosa aparte. En todas las épocas ha habido cosas buenas y malas, y no por el hecho de ser contemporáneo tiene que ser de calidad. Si no emociona, si no asombra, no me interesa. Como ya insinuaron por ahí arriba, que los banqueros lo compren para desgravar. Conmigo que no cuenten.

Bolero dijo...

Me gusta el título "Lugares a donde nunca voy".Plas,plas,plas!!

El Deme dijo...

Arco es como esas visitas a gente que ni te cae bien ni mal pero si se tercia la cosa no queda más remedio que ir e intentar pasarlo bien y disfrutar viendo cosas raras para crearte un mundo propio sobre el que reflexionar. Incluso de las cosas que nos son extrañas podemos encontrar algo positivo. Es una feria de arte contemporáneo. Y punto. (Todo el mundo cuenta la feria según le va).

Mery dijo...

Juan Antonio: qué cierto es que el arte tiene que emocionar y a cada uno le emociona un estilo.

Bolero: gracias por ese aplauso, pero cuidado, que me lo voy a creer demasiado y la vanidad es peligrosa.

Deme: opinas como Mahn, a la Feria hay que ir para disfrutarla y sacar el mejor partido de la experiencia. Una postura muy sensata y lógica, de lo contrario, mejor no ir.

Gracias y un abrazo a todos

Mery dijo...

Antonio, el arte de helarte...nunca lo había oído. Pero lo que hiela a unos, a otros les arrebata.
Un abrazo

Manuel Amaro dijo...

Puf, como siempre llego el último...
Pues nada, si no te tira, no te tira. Ea, ahora yo tampoco voy.

Madame X dijo...

Vaya, Mery, y yo que pensaba proponerte que fuéramos a ARCO si me podía escapar a Madrid.

;-)

Hernando dijo...

El arte actual es transgresivo, no busca la belleza. Si quieres sentir el Síndrome de Stendhal, mi consejo es que vayas a Florencia... sola.

Un beso

Mery dijo...

Amaro: como que íbas a venir tu a ARCO...¿o si? Y aunque llegues el último, el caso es llegar. Un beso

Madame: eres mala, malísima, tirando a bruja. La Bruja Avería, pero mucho mas guapa.

Hernando: por eso es tan subjetiva la apreciación que se le dá al arte. En mi caso siempre tenderé a buscar belleza en él, o una emoción vital agradable.
En cuanto a ir a Florencia sóla...a ver si me explicas el motivo, que estoy dándole vueltas ¿O es por imitar en todo a Stendhal? En cualquier caso Florencia es siempre un buen destino.
Esto va también para Madame, que conste.
Un beso y gracias por los comentarios.

Hernando dijo...

Buscar la belleza es un signo de sensibilidad. Felicidades.

Lo de Florencia lo digo por experiencia. El síndrome es un arrebato que no se puede compartir; como la locura.

Junto a Madame, el síndrome es permanente en cualquier sitio.

Besitos.

Mery dijo...

Hernando, me gusta mucho lo que dices, estoy de acuerdo en todo.
Gracias por tu segunda visita.