lunes, 16 de febrero de 2009

Paqui, leche, que te han engañao


Me encontraba en una mesa de la cafetería debajo de casa pensando en mis cosas cuando, con molesto alboroto, vinieron a sentarse a mi lado un par de mujeres algo mayores que yo. En voz alta conversaban de asuntos económicos, me pareció entender, así que no les presté mas atención que la inicial de su barullo acomodaticio.

Seguí a lo mío. A veces sonaba la palabra hipoteca o el aval de mi madre, mi nómina, cosillas así. Yo las miraba de hito en hito con poco interés: se notaba que eran amigas de gran confianza por los gestos de sus manos y sus miradas serenas. De pronto, entre silencios, una frase lapidaria : que no, Paqui, leche, que te han engañao, y todo el hielo de los Polos pareció caer en alud sobre la destinataria del aviso. La tal Paqui mudó de expresión en un segundo: irguió la espalda en actitud de alerta mientras sus ojos luchaban entre mostrarse humillados, dolidos o prestos a guerrear sin tregua. El olor del combate llegaba a mi nariz como el filo de una daga, de modo que dediqué toda mi atención a la escena, escudada cobardemente tras un sandwich vegetal.
En esta contienda repentina, mi pólvora y mi bandera hubieran estado del bando de Paqui.
Humillada ella en lo mas íntimo, se rebelaba en explicaciones bancarias de fundamento, pero la razón que le asistía no logró borrar su disgusto. Su cara era un libro abierto.
Hay frases que no deben pronunciarse nunca si no quieres ofender a tu contertulio de forma gratuíta, porque ¿hay algo que duela mas que el que le digan a uno que le han engañado? ¿Que es un pringado, un simplón, un inocente, un tonto de solemnidad, en definitiva?


19 comentarios:

Rio Oria dijo...

Cuando te dicen algo asi, se te queda cara de tonta, pues en el fondo sabes que te dicen la verdad, intentas defenderte, pero la cara te delata. !Somos humanos! a veces estamos mas guapos calladitos, pero.....
Besos.
Olalla.

Juan Antonio Glez. Romano dijo...

En efecto, sentirse engañado es una de las cosas peores. Se me ocurren un par de ellas similares: sentirse traicionado, sentirse calumniado injustamente. Con el engaño se te queda cara de tondo; con la traición o la injuria, se te sube la mala leche.
Ojalá no tengamos que oír frases como la que tuvo que escuchar Paqui.

José Miguel Ridao dijo...

Tienes razón, Mery, se te viene el alma a los pies cuando te dicen eso. Y si encima lo acompañan de una interjección como "leche" no levantas cabeza en una semana. Mucho mejor lo que le dijo Ruiz Mateos a Boyer: "¡Que te pego, leche!" Al menos puedes salir corriendo.

LA MAMI dijo...

SI CURIOSAMENTE SI TE DICEN ESO OFENDE BASTANTE.
NORMALMENTE LAS VERDADES OFENDEN.
PERO YO TE VOY A DECIR UNA QUE NO TE VA A OFENDER GUAPAAAAAAAAAA MAS QUE GUAPAAAA ERES UNICA
BESOSSSSSSSSS

Parsimonia dijo...

Es doloroso que te digan que te han engañado pero a veces es mejor que seguir en una nube de ignorancia.
Besos

enrique dijo...

Me temo que Paqui no habra sido la unica/o.

Se conoce que de buena mañana no funcionan los acentos de mi teclado...

Octavio dijo...

Mery, cuida lo que comes. Un sandwich vegetal, teniendo yo la bandera que tengo... Un beso, hermosa.

Madame X dijo...

Hay personas que, amparadas en la amistad o en el parentesco, creen que te pueden espetar las "verdades" de cualquier manera, como si la confianza te diera impunidad para cualquier cosa. Y yo creo que, precisamente, con las personas que más queremos son con los que debemos hacer más acopio de sensibilidad y delicadeza.

Además, me repatea la premisa por la que algunos creen que hay que ir soltando las verdades a diestro y siniestro. La verdad puede ser muy hiriente y, en ocasiones, absolutamente estéril. Eso sin contar con que la verdad casi nunca es única e irrefutable.

[Joé, qué hambre me ha entrado imaginando ese sandwitch vegetal.]

Besitos, Mery.

Jesús Cotta Lobato dijo...

A mí también me fastidia la gente "que va con la verdad por delante" y entienden por verdad algo que necesariamente molesta. Un abrazo

Antonio Serrano Cueto dijo...

Yo creo la autoridad que esgrima quien hace una afirmación así es proporcional a la cara de bobo del que escucha. Y si el tono suele ser tajante, en este caso ese "leche" es muy autoritario. En un país de "enteraos" como España ("lo que yo te diga", "¿te voy a engañar yo?", "que te lo digo yo"...), a buen seguro que la susodicha tampoco tenía mucha idea (o ninguna) de lo que estaba diciendo. Pero imprimió carácter...

Mery dijo...

Como os leo en consenso general, no creo que haya mucho que añadir a vuestros comentarios; simplemente daros las gracias nuevamente por la visita.
Parsimonia, Madame, Mami,Rio Oria, Enrique, Jesús, José Miguel, Octavio,Antonio, Juan Antonio...
Bienvenidos siempre.
Un beso a todos.

El Deme dijo...

Las cafeterías de España están llenas de Paquis que viven consciente o inconscientemente engañadas. Pobres.

pe-jota dijo...

Hombre, no se que decirte, si viene de una amistad de verdad, no creo que sea ya humillante, ya que a veces el exceso de corrección puede ser peor al llevarte a pensar, cuando descubres la verdad, que en el fondo son unos hipócritas.

Olga B. dijo...

Peliaguda cuestión, que nos abran los ojos sin rompernos el orgullo. Pero para eso hay que tener amigos... y que sean listos. Hay gente que no es que pretenda herir tu susceptibilidad, es que parece que quiere matarla. Y no es eso.

ONDA dijo...

Engañan a paqui, y nos engañan a todos querida amiga día a día...

Sombras Chinescas dijo...

No hay nada más hiriente que la verdad, un arma pesada que sólo se debería manejar con licencia.

Saludos.

Mery dijo...

Deme: a la que te descuidas, te engañan, es verdad, y también es agotador pensarlo constantemente.

Pe-Jota: a veces lo peor es el tonillo hiriente del que te lo dice, que suele llevar implícito el " a mí no me la hubieran dado, te lo digo yo".

Olga: tu lo has dicho perfectamente. Así es.

Onda:con pies de plomo deberíamos andar, pero como he dicho a otro comentarista, sería agotador estar en alerta de moso permanente.

Sombras: esa licencia que enarbolas con frase certera se la toman algunos con una ligereza y mala lessshe que para qué te cuento.

Un abrazo y buenas noches a todos.

Terpsicore dijo...

La putada es que te digan de buena mañana (he pensado que eso ocurrió por la mañana), que te han engañao, ya estás todo el día con la mosca detrás de la oreja.
Un beso, Mery.

Mery dijo...

Terpsicore: esto ocurrió sobre las 4 de la tarde, así que aún le quedaban horas para rumiar su desgracia. Una pena, vamos.
Gracias por la visita, un beso