lunes, 9 de febrero de 2009

Ya que se habla de primos


En estos dias pasados se hablaba en el blog de Juan Antonio sobre los enamoramientos infantiles entre primos y, al comentarle, he recordado un par de amores de mi etapa mas ingenua. Hoy hablaré de uno de ellos.
Tapia con tapia vivíamos una buena panda de primos , todos de similares edades, en aquellos años en que las familias era numerosas de verdad. Nosotras éramos cinco y ellos siete (pobres padres, dicho sea de paso).

Los fines de semana nos juntábamos todos y mi primo Juanito, dos años mayor que yo, solía avenirse conmigo y otras tres primas mas.
Era gracioso, travieso, ocurrente... y bruto a veces; el haberse criado entre chicas no le prestaba ni un mínimo de afeminamiento, mas bien al contrario. dominaba su sector de influencia infantil con mano dura y tropelías al estilo Rambo, cuando aún Rambo no estaba ni en la mente de sus creadores.

Un verano tuvimos un sueño dorado: de mayores nos compraríamos un camión, de los que llevan literas, para recorrernos toda España, quizás el mundo entero. Por supuesto él lo conduciría siempre y si yo mostraba mi deseo de ponerme al volante en alguna ocasión, me respondía con un coscorrón y un "de eso nada, enana y a callar" . Imagino que a las otras tres les contestaba lo mismo, pero no me acuerdo; lo que sí recuerdo es que su pelo tenía destellos rubios por aquel entonces, que me encantaba su risa y que la sola visión de pasar la vida a su lado, rodando por las carreteras, subidos los cuatro a un camión inmenso, se me antojaba lo mas cercano al paraíso terrenal.


16 comentarios:

Manuel Amaro dijo...

esto...
....
...voy a leer el post

Manuel Amaro dijo...

Yo tuve que tener una infancia muy perra.
Ni un mal sueño.
Ni una mala prima para jugar.
Sólo correr y fútbol. Y dar coscorrones en plan Rambo, eso sí.
Besos!!!

Miroslav Panciutti dijo...

Vaya, pues yo, de niño, planeaba más o menos lo mismo. Más que un camión era un autobús, pero lo mismo, oye ... Un beso

Juan Antonio Glez. Romano dijo...

No sé por qué, intuía que por aquí iba a aparecer una historia de primos tarde o temprano. Y es que, gracias a este invento, ya nos vamos conociendo. A mí, por lo dicho ya en mi blog, estas historias siempre me resultan emocionantes, tal vez por esa forma que la nostalgia tiene de mirar la ingenuidad infantil. Un beso, amiga.

Rio Oria dijo...

Yo he sido millonaria en primos.
Pasamos del centenar ahora (parejas incluidas).
No vivíamos tapia contra tapia pero si dormíamos, en verano, cinco en una habitación (chicas claro); en otra habitación de la casa los chicos..
En nuestro caso salíamos por edades, es decir las de la misma o parecida edad.
Los primos solían aprovechar a las primas para salir con sus grupos de amigas.
Un beso

Parsimonia dijo...

Qué historia tan tierna!
Besos

Antonio Serrano Cueto dijo...

¿Qué fue de ese primo? Porque entre los sueños de la niñez y las frustraciones de la edad madura siempre se impone el escollo imbatible de la realidad. Besos.

enrique dijo...

Yo tenía una prima que me dejaba meterla mano y me enseñaba las bragas...
Ahora es una respetable madre de familia...

El Deme dijo...

Es una suerte que una chica soñadora tuviera un primo rubio con el que hacer planes de viajes. Y seguro que le pones banda sonora a esos viajes en camión.

Octavio dijo...

Ay, mis primas madrileñas, a las que veía una o dos veces cada verano, de los nueve a los doce años. Qué ilusión en la espera, qué placer en la jornada, qué añoranzas en el recuerdo.

Olga B. dijo...

"La sola visión de pasar la vida a su lado, rodando por las carreteras, subidos los cuatro a un camión inmenso, se me antojaba lo mas cercano al paraíso terrenal".
No es sólo el primo, es la libertad, la carretera,la aventura esperando,el volante del pedazo de camión entre las manos... la vida por delante.
Es lo más parecido al paraíso terrenal, sí, incluso ahora:-)
Saludos, Mery.

Mery dijo...

Para complacer la curiosidad de alguno, ese primo sigue presente en mi vida, pero ya sin amor de por medio, tampoco es ya rubiete ni tiene tantos sueños. Su risa sigue siendo estupenda, eso sí. Pero me cuentan sus hermanas y su mujer que tiene un carácter mas difícil ahora.

Gracias a todos por compartir vuestros recuerdos aquí, conmigo, igual que os agradezco esas palabras tan amables: Olga, Juan Antonio, Parsimonia, Octavio, Enrique, Deme, Miroslav, Antonio,Olalla, Amaro..

Un beso, amigos todos.

Jesús Cotta Lobato dijo...

Esos sueños creo que siguen existiendo: es la imagen que uno se hacía de la realidad cuando era niño. Luego esa imagen se va complicando y siendo cada vez más exigente. Un abrazo

Mery dijo...

Si, Jesús, de alguna manera se sigue soñando aunque la ingenuidad de aquellos años haya desaparecido.
¿Qué sería de nosotros sin la ilusión, por muy desproporcionada que sea?
Un abrazo igualmente

pe-jota dijo...

AHHH!!!!, reflejos dorados de juventud.

Anónimo dijo...

[url=http://vioperdosas.net/][img]http://vioperdosas.net/img-add/euro2.jpg[/img][/url]
[b]rm educational software, [url=http://vioperdosas.net/]cheap oem softwares[/url]
[url=http://sapresodas.net/]xp professional oem software[/url] buy computer software free autocad software
buy adobe dreamweaver [url=http://vioperdosas.net/]order software cd[/url] nero 9 and windows 7
[url=http://sapresodas.net/]want to buy software[/url] adobe software reseller
[url=http://vioperdosas.net/]cheapest accounting software[/url] buy free software
crackz adobe creative suite 4 design premium [url=http://sapresodas.net/]free autocad download[/url][/b]