miércoles, 18 de marzo de 2009

Diario de Holanda



Estoy pasando unos dias en Holanda visitando a mi hermana. En el tour vamos sólo mujeres, como en otras ocasiones, incluída esta vez una sobrina de diecinueve primaveras que se está poniendo las botas de compras (el resto no le vamos muy a la zaga que digamos).
El martes fuímos a Maastricht a la feria internacional de arte y antiguedades, conocida como TEFAF. No tengo palabras para describir lo que allí contemplamos: para empezar, la decoración de todo el pabellón se componía de milllares de flores en perfecta armonía de color, paredes de luz cambiando de tono con rosas adheridas a paneles kilométricos. Suelos de moqueta tostada y grandes jarrones de tulipanes y peonias entrelazados. Y, brillando por encima de todo, salas a reventar de picassos, brueghels, warhols...
Ante mis ojos, tanto despliegue de Arte se me antojaba irreal. Estas beldades no se ven solamente en los museos? Cómo puedo estar delante de paisajistas ingleses o de pintores flamencos hasta casi tocarlos con mis propias manos?
Compitiendo con ellos, otras tantas salas cuajadas de diamantes de 25 kilates, zafiros, moretos de Nardi, teteras de plata alemanas del siglo XVIII, cuberterías de ochocientas piezas encargadas por algún rey... Las cifras que allí se manejaban eran astronómicas y nada diré sobre ello por no macular con tan zafio parlamento la belleza de aquella jornada.
La estela áurea de la TEFAF aún tintinea en nuestros corazones adultos, en esta casa, donde a esta hora, tres sobrinitos medio holandeses dormitan como ángeles generosos (nos han cedido sus habitaciones con toda la alegría de su recibimiento). Hace una hora les he leído un cuento y, al darles el beso de buenas noches, el mas chiquito me ha dicho: Mery, te quiero. Casi me ha hecho llorar.
Un beso a quien me lea. Sigo aquí hasta el viernes.

14 comentarios:

Miroslav Panciutti dijo...

Pues disfruta de Holanda, que ya me gustaría estar a mí por ahí. Por cierto, tú el viernes vuelves y yo el domingo me voy, y más lejos, a México; pero no es de vacaciones (a ver si me dejan tiempo para hacer algo de turismo).

En otro orden de cosas. No sé por qué, cuando he dado al enlace de tu blog en el mío, me ha salido una página con una presentación muy distinta, muy sobria, que me ha gustado. Y he pensado, vaya, Mery ha cambiado la plantilla, tengo que preguntarle cómo se hace para acortar y alargar el texto visible de cada entrada ... Pero luego, me he dado cuenta que no es sino una especie de formato por defecto y he visto que la dirección es otra: Prueba a teclear feed://celliterra.blogspot.com/feeds/posts/default y verás. Un beso.

José Miguel Ridao dijo...

Ten cuidado, no vayas a pillar el síndrome de Stendhal, y empieces a colgar entradas apesadumbradas.

Te envidio, salir de tu entorno siempre alegra el corazón... aunque veo que no te libras del todo de tu entorno, te has llevado el portátil. Un beso, Mery.

Rafael G. Organvídez dijo...

¡Qué envidia me das! Yo viajo tan poco. El último fue de trabajo: dos días en Aravaca, al lado de Pozuelo. Ya te puedes imaginar con qué ánimos.
En fin, disfruta entre tanto Arte. Ya nos contarás más cosas.

Un beso

Madame X dijo...

Que maravilla, Mery... poder contemplar tanta belleza. Disfrútalo mucho. Y disfruta mucho también de tus sobrinos. Que rico el chiquitín, no me extraña que te emocionaras así. Ay, que pena que crezcan tan rápido.

Un besito.

Juan Antonio Glez. Romano dijo...

Qué buena experiencia: la de Holanda, la del arte, la del amor de los tuyos. Un abrazo, Mery.

Parsimonia dijo...

Imposible no disfrutar de tanta belleza y el "te quiero" del sobrino es para comérselo a besos.
Hasta pronto!

Olga B. dijo...

Qué envidia. Yo tengo a mi hermana por tierras escocesas y ese te quiero de tu sobrino me ha llegado al alma. Hace meses que yo no veo a mis sobrinas.
Disfruta mucho del viaje y de todo. Y luego nos vas contado;-)
Un beso.

Noelplebeyo dijo...

Precioso país...

Sintagma in Blue dijo...

Qué envidia!!

Manuel Amaro dijo...

¿Un tour sólo de mujeres y yo sin enterarme?
Sin duda pierdo reflejos...
Uf.

Anónimo dijo...

Me alegra mucho todo lo que estas disfrutando, nosotros hemos estado una semanita de vacaciones, pero nos hemos conformado con "menos km", debido a eso no hemos escrito en unos dias.
UN beso. Olalla.

Mery dijo...

Miroslav: espero que lo pases muy bien en México. Ahora veré el enlace que me comentas. Buen viaje, muchacho.


José Miguel: finalmente no me llevé el portátil, se lo cogí a mi hermana (por eso no tenía Ñ ni interrogación de inicio de frase, una risa).

Rafael: así que no has podido disfrutar de Madrid...pues lo siento, a ver si en otra ocasión sí te lo permiten. Estoy por estas tierras, ya sabes.

Madame: te hubiera encantado todo lo que ví en Maastricht, todo, todo, todo.

Juan Antonio, Parsimonia: efectivamente ha sido un placer tanto bueno concentrado en tan pocos días. Regalos que dá la vida muy generosa.

Olga: entiendo tu añoranza; seguro que pronto podrás abrazar a tus chicas, ya lo verás.

Noelpebeyo: si, es un país muy agradable, y sus gentes amabilísimas.

Sintagma: te digo como a Madame, estoy segura de que te hubiera encantado todo lo que había en la TEFAF. A mí me impresionó.

Amaro: tu siempre tan picaruelo, jajaja.

Olalla: seguramente habéis pasado unos dias estupendos en el viaje, lo de los kilómetros es secundaio.

Un beso a todos, estoy encantada de estar de vuelta y poder leeros, aunque vaya con retraso con vuestros blogs.

pe-jota dijo...

Veo que ya estás de vuelta, yo como siempre tarde.

Así que espero que te la hayas pasado estupendamente, aunque eso parece.

José Ignacio dijo...

No puede entender como nuestros políticos marcaran las reglas económicas de la vieja Europa en una población como Maastricht teniendo esas maravillas para contemplar.
Feliz estancia. Un beso