martes, 24 de marzo de 2009

Lapsus infantil


De las muchas anécdotas que podría contar de mi estancia holandesa no podría callarme la que ahora os cuento.
Mis sobrinos son bilingües, camino del trilingüismo de aquí a nada, por ello es normal oir de sus boquitas lindas algunos gracejos sorprendentes, composiciones de frases extrañas, retrúecanos varios.

Los tres fluctúan entre los cinco y los once años; sus mentes son aún muy inocentes y a mí me gusta preguntarles si tienen novio/a en el cole, porque sus respuestas tienen una candidez conmovedora. Uno de estos días estábamos desayunando en su cocina justo antes de llevarlos al cole y le pregunté a la niña por el asunto amoroso. He aquí el diálogo:

-Y dime ¿sigue siendo tu novio aquél Sieber, tan guapo?
- No, ahora le gusta otra niña de la clase
- Qué pena . ¿Te gusta algún otro?
- Bueno, Tom nos gusta a todas pero a él no le gustamos ninguna.
- ¿Y eso cómo lo sabes?
- Porque cuando le damos un beso, se corre.
¡¡¡.......!!!
Es de esperar que cuando llegue a mayorcita sepa distinguir perfectamente la diferente composición de los verbos.


23 comentarios:

Parsimonia dijo...

Me da que no te has aburrido ni un poco. ¡Vaya con Tom! :P.

José Ignacio dijo...

¿Y si tu sobrinita ,gracias a ser casi trilingüe casi, emplea bien los verbos y eres tu la que le entiende mal?
Un beso

José Miguel Ridao dijo...

Vaya, Mery, esta anécdota supera a la de mis hijos. Será que es verdad que las niñas son más espabiladas.

LA MAMI dijo...

JAJAJAJAJAJAJAJAJAJJAA, IGUAL ES VERDAD, QUIEN SABE, JAJAJAJAJAJAJAJAJAJ, QUE BUENO.
SIEMPRE UN PLACER LEERTE.
YO ESTOY AHORA EN EL FACEEBOOK, CREO QUE YA TE LO DIJE.
UN BESAZOOOOO

Juan Antonio Glez. Romano dijo...

Ay, este niño parece precoz, en todos sus sentidos.
Lo que va de un verbo a su pronominal, je, je.

Mery dijo...

Parsimonia: francamente no he tenido un segundo de aburrimiento. En realidad no me aburro nunca.

José Ignacio: con las carcajadas que soltamos en la mesa y su cara desconcertada estaba claro, jajaja, pobrecita mía.

José Miguel: si, las niñas son mas avispadas normalmente. Ahora bien, aún mantiene la inocencia intacta. Ojalá le dure muchos años.

Mami: ¿cómo puedo visitarte? ¿He de darme de alta en facebook también? Un gusto verte por aquí, se te echa de menos.

Juan Antonio:el tal Tom va a ser guapísimo de mayor...ya veremos entonces si sale huyendo cuando las niñas le den un beso o va él detrás de ellas. Ay, las cosas de la carne.

Un abrazo a todos. Que tengáis un buen día.

Rio Oria dijo...

Desde luego los niños son la monda, pero anda que los mayores, vaya preguntitas que les hacemos, lo principal es que te lo has pasado genial y eso es lo que cuenta. Un beso.
Olalla.

Mery dijo...

Olalla: es que no puedo resistirme a hablar con ellos, que me cuenten sus cosas del dia a dia, con esa candidez y esa mirada inocente. Hay que aprovechar antes de que se hagan mayores.
Un beso

Miguel Ángel Borrego Soto dijo...

Llego a este blog de rebote, curioseando los enlaces que muestran mis amigos a la derecha de sus blogs respectivos, y la verdad, esta entrada me ha hecho mucha gracia. Y me pregunto, querifa y desconocida Mary, ¿no será que tu sobrinita domina el idioma mejor que nosotros y quería decir que Tom se avergüenza, es decir, se corre? Habría que suponer que la niña tiene en su casa a todos los clásicos españoles e, incluso, consulta el Corominas o el Covarrubias. Tu sobrina lo que tiene no es inocencia, tu sobrina es filóloga y erudita.

Olga B. dijo...

Angelica:-)

Javier Sánchez Menéndez dijo...

Me encanta.
ES genial.
Inocencia infantil bilingue.
Un abrazo.

Miroslav Panciutti dijo...

Lo que iba a decir, ya lo ha dicho un comentarista anterior. Supongo que por casualidad, pero tu sobri ha dado en el clavo con la expresión correcta o, al menos, clásica (y mantenida todavía en bastantes partes de América); correrse es, efectivamente, avergonzarse.

Por cierto, estoy efectivamente en México, aunque todavía no me han dejado tiempo para hacer turismo. La gente es absolutamente encantadora. Un beso.

Sombras Chinescas dijo...

Pues nuestros clásicos empleaban ese verbo, en su forma reflesiva, con el significado de avergonzarse, algo que es posible que no diste mucho de la verdad del caso que citas. Tu sobrina habla como una pluma del siglo de oro y nos reimos de ella, ¡cómo somos!

Saludos.

enrique dijo...

Pronto empieza el holandes...
O quizá cuando tenga 20 años le dan un beso y sale corriendo...

Mery dijo...

Miguel Angel: en primer lugar te doy la bienvenida con mucho gusto. En segundo lugar decirte que es estupendo el giro que le has dado al verbo, porque, en efecto, es cierto. Actualmente hemos perdido esa acepción , como tantas otras riquezas de nuestro castellano puro. Gracias y un abrazo.

Olga: pues si le vieras su carita comprobarías que es angélica de verdad. Un beso

Miroslav: en México emplean ese significado, tengo familia por esas tierras y los he oído utlizar así el verbo. Conservan mucho léxico de nuestro castellano antiguo. Pásatelo muy bien, luego nos cuentas.
Un beso.

Javier: si, estas conversaciones infantiles dan mucho de sí. Son una pozo por explotar. Un beso

Sombras: ya ves que otros comentaristas han dado también en el clavo. Cuando mi sobrina sea mayor le explicaré todo esto y seguramente estará muy orgullosa. Un beso

Enrique: Tom ahora huye del acoso femenino. Cuando tenga 20 años irá tras las chicas y ellas se vengarán de su desprecio actual, jajaja. Estos niños...
Un beso

Miguel Ángel Borrego Soto dijo...

Gracias a ti, Mery, por la bienvenida. En mi blog he colocado el tuyo en mis enlaces favoritos. Un beso, pero no ... corras.

El Deme dijo...

Bueno, aquí todos decimos también para dejar hueco ¡anda, córrete un poco! y todos nos morimos de la risa. La riqueza de nuestro idioma es que tenemos verbos divertidos para todo. De todas formas si está sentado el niño, decir correrse creo que es adecuado.(Lo de Penélope en Los Abrazos fíjate tú que sí está creíble -hace de actricilla casquivana enrrollada con el productor y el director, es decir, que es perfectamente Creíble-. Te diría que en Volver como maruja manchega era cuando No estaba creíble y ahí tienes los éxitos que tuvo la muchacha...)
Un beso, Mery.

Mery dijo...

Miguel Angel: gracias por el puesto en tu blog.
Un abrazo

Deme: cierto, solemos decir "córrete" para moverse del sitio y no pasa nada, aunque se queda en el aire un cierto pitorreo.
Gracias por tu opinión sobre Los abrazos rotos; ya te comentaré cuando la vea.
Un abrazo

pe-jota dijo...

Santa inocencia !!!!!, lo mejor es, por regla general, la cara de cuatro que se nos pone a los adultos.

Jose Ramon Santana Vazquez dijo...

...me agradaria ser un poco muro, espero invitarte a mi blog y estaria feliz de que te agradara....un fuerte abarzo jose ramon...

Amanecer dijo...

Puedo imaginar la carita de tu sobrina, llena de inocencia, al responderte.
Porque cuando converso con mi hija, pasa algo similar, solo que ella tiene un poco de màs edad, y yo, sin perder esa tranquilidad, la escucho, y asì saber si alguièn le gusta, o le interesa. :D

Buen fin de semana Mery!

Besos y muchos màs.

Dédalus dijo...

Una estupenda anécdota, Mery; me ha encantado leerla. Los niños son así, y nosotros tenemos aún mucho de ellos. Lástima que, como nos valoran por otra cosa, nos dé pereza o vergüenza sacárnoslos más a la calle.

Un abrazo.

Mery dijo...

Hola, Dédalus: dices bien, ojalá nos diera por airear un poquito mas al infante que llevamos dentro. La vida sería mucho mas agradable, mas humana y mas divertida.
Ya he visto que tu hija también te ha dado una buena lección viendo la tv.
Un abrazo y gracias por tu visita