jueves, 14 de febrero de 2008

El final de Arturo...................lámina 3



Esta mañana al abrir el ordenador en la oficina, lo primero que ha saltado a mi vista es este email de Arturo. Ni siquiera ha tenido la delicadeza de mandármelo a mi cuenta personal de tan nervioso como debía estar. Eso si, marcado con prioridad alta, un detalle muy de agradecer si lo que quería era joderme el dia anterior a mis vacaciones.


" Mi querida, querida Sandra: no puedo pedirte perdon por lo que vas a leer ahora ya que seria el colmo del egoismo esperar que me perdonaras y soy consciente de que nada merezco. Me escudo en esta pantalla para decirte todo lo que ayer no pude cara cara, tan absorvido como estaba entre tus brazos y consciente de que seria la ultima vez que te haria el amor. Tu no podias saberlo y de ello me culpo pero ahora ya es tarde y aun guardo la esperanza de que tu intuicion de mujer te hiciera notar ese algo que siempre sabeis interpretar de nosotros. Lo que quiero decirte, Sandra, es que no voy a volver a verte y esta vez no hay marcha atras. No me taches de cobarde como otras veces que puse tierra de por medio por temor a mi mujer, o porque mi hija pequeña estaba en el hospital. No es que vuelva con ella harto de nuestra clandestinidad y satisfecha mi vanidad masculina. Su presencia en mi vida sabes que es apenas perceptible y jamas mujer alguna podra compararse a lo que tu has supuesto para mi, la ilusion y magia que has puesto en mis dias y mis noches, tu generosidad conmigo, tu paciencia esperando una llamada , mirando siempre al movil por si yo te proponia un encuentro, tus fines de semana sin mi y sin atreverte a reprocharme nada. Sandra, no es el hecho de que este casado lo que me aparta de ti- como te voy a decir eso despues de estos casi 3 años juntos -. La verdad es otra. He vuelto a acostarme con Roberto. Hace un par de meses tuve que viajar a Sevilla por trabajo, quiza lo recuerdes. Roberto tambien estuvo alli y bueno, ya te puedes imaginar. Siempre estuviste alerta con mi aventura homo del pasado aunque me agradeciste habertela contado,que sabia eres, cariño. Pues ya ves estaba destinado a volverlo a ver y a caer en sus redes como un gilipollas, porque soy un gilipollas, porque se que es el mayor hijo de puta que haya conocido jamas y aun asi no puedo resisitirme. No se como voy a salir de toda esta historia de mierda en la que me estoy metiendo pero una cosa si tengo clara y es no hacerte mas daño de lo que ahora mismo te estoy haciendo. Mi niña, ojala pudiera darte un abrazo en este momento. Me voy a la cama, son las 3 y no concilio el sueño y se que no voy a pegar ojo en lo que me queda de noche. Me lo tengo merecido. Y si mañana meto la pata en mi reunion con los ingleses pues que me den.

Te quiero, Sandra, mi niña, a mi manera no dudes nunca que te quiero. Busca alguien que sea libre como tu y mucho menos cabron que yo. Arturo "


Con lágrimas en los ojos y llena de una infinita rabia he cerrado el ordenador, no sin antes bloquear su cuenta para siempre como correo no deseado. He ído al aseo y me he echado encima todo el agua del mundo para borrar las huellas de su desamor, y he vuelto a mi mesa con las gafas de sol puestas. Mi jefe lo ha notado pero no me ha dicho nada, él sí que es delicado, lástima que también lleve anillo de oro en su mano derecha. Y mañana me cojo 10 dias de vacaciones, una vez mas con el corazón roto, como siempre, pero de otra manera.

4 comentarios:

Miroslav Panciutti dijo...

¿El final de Arturo? Pues cuéntame el principio y el medio, que me has dejado alucinando. ¿Ficción, historia real, medio-medio? Parece que prometes un blog de disparos sorprendentes. Interesante, sí señora.

Este final de historia me lleva a pensar en la historia de unos amigos cercanos que he ido contando por capítulos en mi blog; quizás te interese leerla (http://desconciertos3.blogspot.com/2008/01/historia-verdadera-de-amordesamor-y.html y las cinco entradas siguientes). Un beso.

Madame X dijo...

Joder (con perdón), me has dejado muda. ¿Lo ves? Te lo he dicho tantas veces y tú ni caso.

No voy a escribir nada que delate la verdad, porque ésta te pertenece sólo a ti. Tú decidirás si quieres que la sepan.

Sólo te diré que me he quedado sin palabras y mira que es difícil.

Un beso, querida mía. [No sabes lo que celebro poder tenerte también por aquí, compartiendo espacios y proyectos como siempre lo hemos hecho desde hace ya más de media vida... y lo que nos queda.]

X

PEDRO JORGE HERNÁNDEZ GONZÁLEZ dijo...

¡Al diablo con el tipo!

Mery dijo...

Pues no, yo no soy Sandra, por si alguien tiene la duda. Os agredezco el comentario (tu , Madame, estás cegada, así que te creo a medias, pero gracias). Si os interesa, continuará....
Miroslav, he visto un poco la historia de tu blog, vaya tela marinera. Y muy bien contada por ti.La leeré enterita.
Pedro, se te oye desde lejos tu fuerte vozarrón mexicanote. Un abrazo